Ramón Quirós: «Lo que no dicen los médicos es que tienen la jornada laboral más reducida de España»

«En la sanidad asturiana habrá que tomar decisiones más racionales, ya que no puede crecer indefinidamente

LAURA FONSECA |OVIEDO
Ramón Quirós, en un momento de la entrevista. / EC/
Ramón Quirós, en un momento de la entrevista. / EC

No ahorra palabras y va de las listas de espera a la crítica política con la misma naturalidad con la que afirma que los asturianos tienen la tendencia de «llamarte arribista o considerarte una puta mierda sólo por formar parte de un gobierno». Ramón Quirós, consejero de Salud del Principado desde el pasado julio asegura en esta entrevista que la sanidad pública debe someterse a un proceso de revisión: «No puede crecer indefinidamente». También lanza un mensaje a los médicos y a sus reclamaciones salariales y les recuerda que tienen la jornada laboral más reducida de España.

Huelga en el Hospital de Arriondas. Paro del personal de limpieza y un conflicto latente con los médicos de la red pública por la carrera profesional. ¿Para ser sus primeros seis meses como consejero de Salud, no está mal, no cree?

Acepté ser consejero sabiendo que no era fácil, pero a pesar del panorama que usted pinta creo que hemos avanzado mucho. La gente se está dejando la piel en este proyecto y eso es muy satisfactorio. Además, hay que recordar que los conflictos en Asturias suelen ser una tradición antes de unas elecciones y así creo que hay que tomar estos últimos.

En una de sus primeras declaraciones como consejero de Salud, dijo que en Asturias había que mover el culo, empezando por usted mismo. ¿Lo ha hecho?

No sé, dígamelo usted.

Preferiría que respondiera usted.

Hombre, creo dedicarme a esto todo lo que puedo, pero no soy yo quien debería juzgarlo.

Otro de sus anuncios nada más tomar posesión fue que iba a reducir las listas de espera, sin embargo por los datos presentados hace unas pocas semanas, siguen casi igual.

Bueno, han pasado sólo seis meses y en ese tiempo hemos hecho un esfuerzo titánico por erradicar las demoras de más de seis meses. Nos encontramos con un panorama complicado y aunque es verdad que al final no lo conseguimos, al menos nos pusimos las pilas e intentamos revertir la situación.

¿A qué atribuye que se hayan acumulado durante el verano de 2007 más de mil pacientes con demoras por encima del medio año?

....(silencio)...

¿No va a contestar?

...Está claro que no se estaban usando todos los mecanismos que tenía el sistema sanitario. A mí me llama la atención que un gerente se quede quieto por aquello de que no sé lo que va a pasar. Eso no se puede admitir.

Hay quien relaciona ese incremento en las demoras quirúrgicas con el hecho de que usted tardara mucho en oficializar los nombramientos y, por tanto, el recambio de equipos se hizo algo tarde.

Eso es inaceptable. Si un señor gerente cobra todos los meses debe trabajar todos los días, incluso el último. A lo mejor muchos se han ido porque no estaban al nivel de trabajo que creo debe tener una gerencia.

¿Lo dice por alguien en especial?

Cada uno sabrá.

¿Cuál es el objetivo para 2008 en materia de listas de espera?

El trabajo de las listas de espera es constante y para que no haya altibajos debe ser así. Es cierto que no hemos llegado a la meta, ni mucho menos pero no podemos tirar la toalla. Ahora vamos a intentar llegar a unos estándares aceptables de esperas.

¿Cuáles?

La demora media para una intervención hay que bajarla y llevarla a 60 días. Además tenemos que ser capaces de erradicar las esperas de más de seis meses.

La consejería que usted dirige desde hace seis meses lleva años anunciando lo mismo. ¿Por qué tendría que creerle?

Sé que es un objetivo que se nos resiste. Por eso hay que insistir en lograrlo, porque además es posible.

Tiempos máximos

¿Para cuándo el anunciado decreto de tiempos máximos de espera?

Es un proyecto que va ligado a la normativa de derechos y deberes de los pacientes.

Areces lo anunció a finales de la pasada legislatura y también en la anterior. ¿Estará para 2008?

Es que no es tan fácil. Primero hay que llegar a un consenso sobre cómo será el sistema sanitario de aquí a quince años. Para garantizar unos tiempos máximos de espera en la sanidad pública primero tengo saber cómo se vehiculizará ese derecho y cuáles serán los recursos de los que puedo disponer.

Hablaba usted al principio del mandato que en sanidad habría que tomar decisiones impopulares, ¿por ejemplo?

En Asturias, la sanidad representa un 38% del presupuesto general frente al 33% de 2003. Ese incremento se ha podido asumir porque ha venido acompañado de un crecimiento económico, pero en un escenario de restricción la tarta deberá reducirse. En sanidad habrá que tomar decisiones racionales, ya que no puede crecer indefinidamente.

O sea, que habrá recortes.

O no, eso lo tendrá que decidir la sociedad. A mí lo que me duele es que a la sanidad pública, que es una de las mejores del mundo, se la trate con desdén. Claro que eso es muy asturiano. Es como cuando te acusan de ser un arribista o de ser una puta mierda sólo por formar parte de un gobierno.

¿Ve usted demasiada crispación?

En temas tan sensibles como la sanidad habría que llegar a un escenario de consenso. Hay que ser conscientes de que todo a la vez no se puede hacer. Además de la sanidad digo yo que habrá que apoyar a empresas, actuar contra el desempleo, garantizar la Ley de Dependencia... Lo que no se puede convertir en costumbre es que queramos conseguir todo con amenazas de conflicto. Eso es hacerle el juego a la derecha que sólo busca privatizar el sistema.

¿Realmente cree que existe ese peligro en Asturias?

Sí. Hay que tener claro, bueno eso al menos lo tiene claro el Partido Socialista, que en sanidad no vale todo. Hay que cambiar el rumbo, ya que, de lo contrario, nos dirigimos hacia una sanidad de dos velocidades: por un lado estará la gente con más poder adquisitivo que usará la pública como coladero y que tendrá la privada a su antojo, y por otro los que no tendrán recursos y que cuenten sólo con la sanidad pública.

Carrera profesional

Vayamos al tema de la falta de médicos, ¿hay escasez o están mal distribuidos?

En determinadas áreas hay escasez, pero el principal problema es que la bolsa de paro está muy justa. Hay pocos profesionales para sustituciones.

En la evaluación de la carrera profesional, un asunto que ha llevado a los facultativos a sopesar la posibilidad de ir a la huelga, ¿acabarán aprobando todos los médicos?

No lo sé, ahora estamos en la fase de encuadramiento que esperamos culminar en febrero. Es muy interesante ver las memorias que muchos han presentado, ya que te permite conocer mejor a todos los profesionales, para bien y para mal.

Los facultativos dicen que son los peor pagados de España y los que menos cobran por hora de guardia...

A que no dicen también que son los que tienen la jornada laboral más reducida de la sanidad española...

¿Se exigirán contrapartidas a los facultativos por la carrera profesional?

Lo que permite la carrera profesional es fijar unos objetivos de obligado cumplimiento. Eso es lo que redundará luego en los pacientes, ya que nos permitirá tener una sanidad de mayor calidad.

La Junta de Personal de Cabueñes lleva meses denunciando sobrecarga de trabajo...

A mí siempre me gusta hablar con datos ya que es lo que te permite hacer un análisis más certero de la situación. En Cabueñes, la presión asistencial, aunque elevada, no ha aumentado notablemente en los últimos años. Además, entre 2006 y 2007 se ha incrementado mucho la contratación de personal eventual. Según los datos que me ha facilitado el hospital, se pasó de contratar 84.647 días en 2006 a 146.846 días en 2007. Eso, que yo sepa, es aumento de personal.

De Cabueñes a otro hospital, el futuro Central. Las obras llevan ralentizadas algunos meses por la falta de acuerdo entre Principado y empresas acerca del sobrecoste. ¿Acabará eso afectando al plazo final?

No lo creo. Además, me consta que Gispasa está a punto de cerrar un acuerdo.

¿Qué pasará con el campus de La Cadellada? ¿Habrá edificio para la Unversidad?

La Universidad ya tiene asignado espacios en áreas docentes y aularios en el complejo de La Cadellada.

Me refiero a si la Facultad de Medicina se trasladará allí.

No tiene que ser estrictamente necesario, aunque hay muchas alternativas que estudiar con la Universidad de Oviedo. Hoy en día son más importantes las nuevas tecnologías que los edificios. Pero insisto, es un tema a tratar y debatir con la Universidad.

lfonseca@elcomerciodigital.com

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos