El Farho Gijón vuelve a ser líder

El equipo gijonés, en el que Wolfram no tuvo minutos, ganó a un difícil Palencia dinamitado por Santana

CARLOS GARCÍA COBIÁN
DEBUT. Balmón, 18 puntos y 9 rebotes. / JOAQUÍN PAÑEDA/
DEBUT. Balmón, 18 puntos y 9 rebotes. / JOAQUÍN PAÑEDA

El Farho Gijón Baloncesto ha vuelto a convertirse en el líder de la LEB Plata, después de su victoria sobre el Palencia y la derrota del Illescas ante el Santa Pola de Jenaro Díaz y de Mark Bigelow. En realidad hay tres líderes, pero el conjunto gijonés es el primero, aunque para llegar a esa posición no lo tuvo fácil. El Farho Gijón sufrió en sus carnes la seriedad de un rival que sólo a falta de poco más de un minuto para el final se vio dinamitado desde dentro, por la irascible actitud de Edward Santana, escupiendo a los árbitros al no estar de acuerdo con una decisión.

El Palencia llegó a colocarse con ocho puntos de ventaja en el tercer cuarto, con un Farho Gijón que no sólo no conseguía despegarse, sino que iba a remolque. Incluso cuando tenía ventaja en el electrónico del Palacio, daba la impresión de que la superioridad de los locales no se traducía en ventajas holgadas en el marcador. El equipo que entrena Nacho Lezcano, con todos sus cambios, siempre estaba ahí, haciendo lo que sabe, mostrándose duro y aplicándose en todas sus acciones. Esto le dio buen resultado y sólo cuando el Farho Gijón fue capaz de defender con intensidad pudo jugar con algo más de comodidad.

Pero todo fue cuestión de minutos. Los locales llegaron a estar diez arriba y cuando parecía que estaban en disposición de romper el partido, de nuevo el Palencia ponía el punto de suspense reduciendo diferencias cuando se entraba en el recta final del partido. Posiblemente el Farho Gijón hubiese ganado igual, pero Santana le hizo un gran favor. El caribeño amenazó a los árbitros con lanzarles de mala manera el balón por una decisión en su contra. En la siguiente jugada se repitió la decisión y Santana, en esa ocasión, decidió 'celebrarlo' escupiendo a los colegiados. Segunda técnica y a la calle. Ahí se acabó el partido.

Actitudes al margen, partidos como el de ayer son los que le esperan al Farho Gijón en lo que queda de temporada. Nadie regala nada, porque todos se juegan mucho.

Wolfram no jugó

Mientras tanto, Brandon Wolfram no jugó ni un solo minuto como consecuencia de la tendinitis rotuliana que padece. Según Luis Rodríguez, médico del club gijonés, en tres semanas Wolfram puede estar a pleno rendimiento. Lo que ocurre es que no se sabe si el americano dispondrá de ese tiempo para ponerse a tono.

Y hoy llega David Jandl a Gijón, el base austriaco que ha fichado el Farho Gijón para cubrir la vacante que ha dejado Sergio Alonso. Ayer, durante muchos minutos, Gunnarsson ocupó la posición de base, pero el islandés no tiene la gama de recursos de una base puro como puede ser el jugador que llega, al quien precisamente Gunnarsson conoce y del que ha dado buenos informes al club.

No puede olvidarse la despedida que tuvo ayer Sergio Alonso al final del partido en el Palacio, abrazándose a todos y cada uno de los jugadores del Farho Gijón, el que fue su equipo hasta el pasado miércoles.