La oposición asturiana a Sama-Velilla se une a colectivos de 4 regiones contra las líneas eléctricas

Exigen la paralización «inmediata» de los proyectos y que PSOE y PP se pronuncien con vistas a las próximas elecciones

E. R. E. PRESS
PROTESTA. La plataforma asturiana contra Sama-Velilla, en una manifestación reciente en León. / EFE/
PROTESTA. La plataforma asturiana contra Sama-Velilla, en una manifestación reciente en León. / EFE

La plataforma asturiana contra la línea de alta tensión que unirá Sama (Langreo) con Velilla del Río Carrión (Palencia) se ha unido a colectivos de otras cuatro comunidades, también afectados por trazado de estas infraestructuras, con el fin de «estar coordinados y hacer frente común» en contra de las líneas que Red Eléctrica Española pretende instalar en distintos puntos de España. Así lo explicó ayer Marisol Rodríguez Bigotes, presidenta de la Asociación Picos de la Liebre, del concejo de Aller.

Tanto su asociación como otros colectivos de Valladolid, León, Cantabria, Valencia y Cataluña se unieron ayer, en Madrid, para exigir al PSOE y al PP un pronunciamiento «sin demora» de cara a las próximas elecciones, así como la paralización «inmediata» de los proyectos. Rodríguez Bigotes subrayó que esta unión «pone en evidencia el gran rechazo social» a las líneas de alta tensión, y añadió que tanto su plataforma como sus homólogas piden «cambios importantísimos» en la planificación energética, «puesto que no se ajusta a la demanda social.

Añadió que «las empresas se excusan en la demanda eléctrica para 'colarnos' de todo y el sacrificio que se nos impone hipoteca nuestras vidas en favor de un grandísimo negocio energético disfrazado de desarrollo y progreso».

En este sentido, las asociaciones de Asturias, Valladolid, León, Cantabria, Valencia y Cataluña instaron a la «revisión y paralización cautelar e inmediata» de los trazados, que en el marco del Plan Energético Nacional atraviesan los municipios afectados porque, según aseguraron en un comunicado, provocarán «graves daños» tanto en la salud humana como en el medio ambiente.

La plataforma allerana calificó la línea de Sama-Velilla como un «atentado ecológico gravísimo e irreparable» sobre el entorno socio-económico y el paisaje «de incalculable valor escénico» de Asturias. Por su parte, la Plataforma Alto Bernesga, de León, reivindicó la necesidad de acercar los «centros de producción a los de consumo» y agregó que hay «más de medio millón de afectados directos» en la comarca por las nuevas líneas de alta tensión.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos