Migoya asegura que las obras del centro polivalente de Lastres arrancarán en 2009

El equipamiento se ubicará en la Casa del Pescador e incluirá un consultorio médico, un telecentro y una biblioteca

IKER CORTÉS
CONSISTORIO. Pando, Migoya y Montes, ayer por Colunga. / N. A./
CONSISTORIO. Pando, Migoya y Montes, ayer por Colunga. / N. A.

Tras una reunión de trabajo con el alcalde de Colunga, Rogelio Pando, la consejera de Administraciones Públicas, Ana Rosa Migoya, anunció ayer ante los medios de comunicación la decisión de construir el centro de servicios múltiples en la Casa del Pescador. El histórico edificio albergará el futuro consultorio sanitario, un telecentro y una biblioteca, así como varias salas destinadas a aquellas actividades que el Ayuntamiento o los vecinos quisieran realizar. Es ahora la Consejería de Salud la que tiene que dar el visto bueno a la elección. Una vez comprueben la idoneidad del edificio, según explicó la consejera, el Ayuntamiento hablará con la cofradía de pescadores, propietaria del edificio, para la cesión del inmueble, aunque «ya mostraron su buena disposición».

Superado ese primer paso, durante 2008 se confeccionaría el proyecto de rehabilitación y la firma del convenio entre el Ayuntamiento y las tres consejerías -Salud, Cultura y Administraciones Públicas-. En este caso, la Administración local sería la encargada de la licitación y ejecución de las obras que «si todo va según lo previsto», matizó Migoya, podrían empezar en 2009 y llevar «unos diez o doce meses».

La consejera aprovechó para explicar que, «en breve», se firmará el convenio para comenzar con la última fase de rehabilitación del casco histórico de Lastres y anunció que el Ayuntamiento «ya cuenta con el proyecto». No será, sin embargo, la única obra importante. Así, dentro del Plan de Obras y Servicios de 2008, «vamos a acometer el saneamiento y acondicionamiento de caminos en La Poledura y San Telmo». Dicha obra tendrá un coste de 579.000 euros y se realizará en dos ejercicios económicos, en 2008 y 2009. «Están en contratación y en pocas semanas podrán dar inicio estos trabajos», explicó Migoya.

Otras obras, sin embargo, aún no tienen presupuesto aunque sí cuentan con el compromiso de la consejería. Sucede con la del saneamiento de Lué, una localidad de doscientos habitantes que no cuenta con ninguna infraestructura en este sentido. «Va a ser algo muy costoso, pero lo vamos a hacer en esta legislatura», afirmó Migoya.

Y sucede también con la obra de rehabilitación y ampliación de la casa consistorial. La intención de la titular de Administraciones públicas es «acondicionar mejor el edificio para que se presten servicios de mayor calidad» y para que los funcionarios trabajen mejor. Se mejorarán todos los espacios interiores, se eliminarán las barreras arquitectónicas y crecerán algunas de sus dependencias. «Vamos a iniciar la redacción del proyecto entre la Consejería y los técnicos del Ayuntamiento para licitar la obra a finales de 2008 y que en 2009 se ejecute».