Detienen a un joven por agresión y amenazas a los feligreses de una iglesia

El detenido se encontraba pidiendo limosna en el interior de una iglesia y amenazó a los que allí se acontaban con derramar un líquido que tenía en un vaso si no le daban dinero. A uno de los presentes, que lo acompañó fuera, le golpeó y rasgó la camisa

EUROPA PRESS |GIJÓN

Agentes de la Policía Nacional detuvieron en Gijón a un joven de 23 años de edad quien se encontraba en el interior de una iglesia molestando a los feligreses. El detenido llegó a agredir a una persona y a amenazar a otras. Los policías acudieron al lugar alertados por un testigo que manifestaba que un chico joven estaba pidiendo limosna y amenazaba con verter un líquido que tenía en un vaso si las personas se negaban a entregarle el dinero. El joven mostraba una actitud desafiante y retadora.

Según informaron fuentes policiales a través de una nota de prensa, un varón que deseaba entrar en el templo le recriminó su actitud y le informó de que el interior de la iglesia no es lugar para pedir limosna, invitándole a salir al exterior, y una vez fuera, según explicó el denunciante, el joven le agredió dándole varios golpes en su cuerpo, llegando incluso a romperle la camisa.

Los policías trataron de identificar al presunto agresor, quien se mostró con una conducta muy violenta, insultando y negándose a facilitar sus datos personales. Al comprobar que carecía de documentación, los ageantes le trasladaron a las dependencias policiales a pesar de su oposición activa contra los policías y de no cesar de dar golpes en la mampara del vehículo ni en las ventanillas con sus pies.

En la Comisaría se comprobó que la Policía local lo había denunciado pocas horas antes por causar daños en un bar. El detenido tenía antecedentes por robo, daños y malos tratos.