HC advierte de que sin Sama-Velilla llevará fuera de Asturias sus futuras inversiones

La eléctrica asturiana logra el «mejor resultado de su historia» al ganar 200 millones de euros en 2007 Prevé una subida del recibo de la luz con la liberalización de las tarifas

ISABEL LÓPEZ
RESULTADOS. Manuel Menéndez, presidente, y Joao Manso Nieto, consejero delegado, durante la presentación del balance de 2007, ayer, en Oviedo. / JESÚS DÍAZ/
RESULTADOS. Manuel Menéndez, presidente, y Joao Manso Nieto, consejero delegado, durante la presentación del balance de 2007, ayer, en Oviedo. / JESÚS DÍAZ

Manuel Menéndez, presidente de HC Energía, advirtió ayer de que su compañía se vería obligada a realizar sus «futuras inversiones» fuera de Asturias si no se construyera la línea de alta tensión Sama-Velilla, dado que no tendría capacidad para evacuar la energía generada en las centrales térmicas y en las futuras plantas de ciclo combinado del Principado. «Es un tema que nos preocupa, pero no sólo por la empresa, sino por el futuro de Asturias, porque esa línea es importante para la región», declaró Menéndez sobre la oposición que muestran distintos colectivos al proyecto de Red Eléctrica de España.

Joao Manso Nieto, consejero delegado de HC, precisó que la compañía tiene garantizada la evacuación de la energía que produciría hasta en la planta de gas Soto 5, en Soto de Ribera, pero no así la que generaría en la central de ciclo combinado que aspira a construir en el Musel, proyecto por el compite con Endesa. Para exportar esa electricidad fuera de Asturias, HC precisaría de la 'autopista energética' entre Sama y Velilla.

«Trabajamos con la hipótesis de que el tendido se construirá», afirmó Menéndez, porque en caso contrario «algunas inversiones adicionales» previstas por HC quedarían comprometidas y podrían destinarse «a otros sitios». «Queremos invertir aquí, pero el mundo es global y hay oportunidades de inversión en Polonia, Estados Unidos o Francia, sobre todo en energías renovables», afirmó.

Manuel Menéndez reclamó «racionalidad, y no posiciones numantinas» en el debate sobre la construcción de la línea de alta tensión, y pidió un enfoque «equilibrado» tanto a quienes se oponen a ella por cuestiones medioambientales como a quienes son favorables a su ejecución. «El trazado debe suponer el menor impacto ambiental», defendió, aunque ello conlleve un mayor coste de infraestructuras. El presidente de HC alertó sobre el «falso regionalismo» con el que algunos rechazan el proyecto. «Es absurdo pretender que cada región genere su propia electricidad», zanjó.

Beneficios

Menéndez y Manso Nieto comparecieron ayer en Oviedo para dar a conocer los resultados de HC en 2007. La cuarta eléctrica española obtuvo en el último ejercicio el mejor resultado de su historia con un beneficio neto de 200 millones de euros, lo que representa un incremento del 25% respecto a 2006. El consejero delegado destacó los resultados, obtenidos en un entorno «poco favorable», caracterizado por el «moderado» incremento de la demanda, el alza del coste del gas y el carbón, unido a un marco regulatorio «discriminatorio», que penaliza a empresas como HC que generan electricidad a partir del carbón y deben pagar por los derechos de emisión de CO2.

Manso calificó de «insostenible» la normativa sobre las tarifas, porque no repercute todos los costes de producción. Los responsables de HC se refirieron a la próxima desaparición de las tarifas industriales, prevista para julio, y de las domésticas, a finales de 2009. Ambos reconocieron que la luz se encarecerá si las futuras tarifas recogen los costes reales de producción y si el gas y el carbón siguen al alza. «Y esto se impondrá al impacto que pueda tener la libre competencia», subrayó Manso. «Sube el petróleo y estamos acostumbrados a que suba la gasolina, pero cuando se incrementan los precios del carbón o el gas, la tarifa eléctrica no varía», dijo Menéndez.

En relación con el futuro de HC y su producción energética, su presidente sostuvo que uno de los «retos» está en el cambio de 'mix' de generación, para disminuir la dependencia del carbón. «Este año el 37% de nuestro parque de producción será ya de gas, cuando en 2006 era del 17%», anunció Manuel Menéndez. La compañía seguirá apostando por el 'carbón limpio' a medida que la tecnología lo permita y, de hecho, la empresa será a finales de este año, según destacó su presidente, la única eléctrica española con centrales térmicas totalmente adaptadas a la normativa medioambiental. El 80% de los 520 millones de inversiones de HC están dirigidas a reducir el impacto medioambiental de sus actividades.

Fotos

Vídeos