Música para la reflexión

Un recital del tenor avilesino Emilio Menéndez y una exposición abrieron ayer los actos de las celebraciones en la iglesia vieja de Sabugo

HORACIO FERNÁNDEZ
ASISTENCIA. La iglesia vieja de Sabugo se llenó de público para escuchar al tenor Emilio Menéndez y ver la exposición (al fondo). / MARIETA/
ASISTENCIA. La iglesia vieja de Sabugo se llenó de público para escuchar al tenor Emilio Menéndez y ver la exposición (al fondo). / MARIETA

El duelo propio de la Semana Santa se unió, en la inauguración de una muestra en la iglesia vieja de Sabugo, al luto por el asesinato en Mondragón del ex concejal del PSE, Isaías Carrasco, y por la muerte de pequeña Mari Luz Cortés en Huelva. Por tal motivo, las siete cofradías de la Semana Santa les dedicaron ayer un minuto de silencio. La ausencia de representantes del Ayuntamiento, como forma de repulsa al atentado terrorista en Mondragón, fue otra de las notas destacadas en el acto de inauguración de la exposición.

Las siete cofradías avilesinas muestran sus hábitos y túnicas, sus enseres y otros motivos relacionados con las procesiones. Imágenes, cuadros y fotografías muestran todo lo relacionado con una de las celebraciones religiosas por antonomasia. Uno de los 12 varalos de palio de alpaca plateada de la Cofradía de Nuestra Señora de la Soledad, repujada a mano por la orfebrería andaluza de Manuel de los Ríos es una de las referencias para despertar la curiosidad de los visitantes. Otro ejemplo son las velas de Ceras Bellido, fabricadas en Andújar y que llaman la atención en la muestra.

Algunas de las cofradías exhiben las fotografías o los vídeos de sus procesiones en pequeñas pantallas digitales.

La exposición permanecerá abierta al público hasta el próximo día 14, en el horario de 18 a 21.30 horas. En cada jornada se ofrecerá un concierto, a las 20 horas, en un ciclo que abrió ayer el tenor avilesino Emilio Menéndez. Hoy le tocará el turno a la Asociación Coral Avilesina que interpretará un repertorio religioso, propio de estas celebraciones.

Acacia María Díaz de Terán Rodríguez, cofrade de Nuestra Señora de la Soledad y primera mujer en leer el pregón de Semana Santa invitó en el acto a «profundizar la fé y seguir aprendiendo del Evangelio».

Emilio Menéndez interpretó, con su voz suave y aterciopelada, un repertorio de canciones populares asturianas, con un reconocido homenaje a los compositores locales Gonzalo Casielles, Adolfo Camilo Díaz y 'Majo' Muñiz.

Menéndez resaltó que el haber sido elegido para ofrecer un concierto en Semana Santa suponía «una especie de sueño y un reconocimiento por ser avilesino y por ser integrante de la Cofradía de San Pedro».

Añadió que él mismo fue el que eligió un repertorio internacional variado con temas de autores avilesinos.

El tenor actuó con el acompañamiento del pianista Óscar Camacho, profesor del Conservatorio Superior de Oviedo, ante un auditorio generoso en aplausos con los que premió al cantante lírico local.

Fotos

Vídeos