El eurodiputado Mikel Irujo pedirá a la UE la paralización de la ZALIA por ser "una barbaridad medioambiental"

El representante del Grupo Los Verdes/Alianza Libre Europea asegura que pararon el proyecto una primera vez y volverán a hacerlo

EUROPA PRESS | GIJÓN

El eurodiputado de la Coalición 'Europa de los Pueblos' -del Grupo Los Verdes/Alianza Libre Europea- Mikel Irujo Amezaga aseguró hoy que solicitará ante la Comisión Europea la paralización del proyecto de la Zona de Actividades Logísticas Industriales de Asturias (Zalia) al tratarse de una "barbaridad medioambiental", que nadie, según él, ha demostrado su viabilidad y que cuanto menos es de "dudosa legalidad" por afectar a una zona donde habitan aves protegidas. "Conseguimos detenerlo una primera vez y esperamos hacerlo una segunda", apostilló.

Irujo, cuya visita hoy San Andrés de los Tacones (Gijón) fue promovida por Andecha Astur (agrupación que forma parte de la coalición 'Europa de los Pueblos'), señaló que es necesario tener paciencia ya que en Bruselas "todo va muy despacio" y que la primera respuesta es posible que no llegue mínimo hasta dentro de unos dos meses. A esto añadió que hay que tener en cuenta que llegan las vacaciones de Semana Santa, por lo que la denuncia se pondrá después. No obstante, recordó que la Comisión Europea "tiene la facultad de paralizar el proyecto".

El eurodiputado presentará unas cuestiones parlamentarias paralelas a la denuncia encaminadas a que la Comisión Europea, como medida coercitiva, suspenda cautelarmente los fondos europeos destinados a la ampliación del puerto de El Musel, a la que está ligado el proyecto de la Zalia, en tanto que ésta no se someta a las directivas de autoridad supranacional que le son aplicables. También se ofreció a intentar reunir "en breve" a la Comisión de Peticiones de la Unión Europea para que los vecinos puedan explicar su denuncia, ya sea en Bruselas o con la visita de dos de sus miembros a Asturias.

Por otro lado, señaló que "cualquier Administración normal esperaría a dar luz verde a las obras". En este sentido, indicó que no es la primera vez que la UE paraliza un proyecto ya iniciado. Apuntó además a que se trata de la segunda denuncia. Según él, el proyecto parte desde un primer momento con "errores de bulto". "Ahora se vuelve a la carga", dijo sobre la denuncia. Irujo elogió la unión y la decisión de los vecinos contra el proyecto.

A este respecto, el presidente de la Asociación de Vecinos de San Andrés de los Tacones, Eusebio Ortega, señaló que estaban "muy contentos" con la visita del eurodiputado y el apoyo mostrado a su causa. Los vecinos, a través de su abogado Roberto Roces, presentaron el pasado 4 de marzo "un recurso contencioso-administrativo frente al Acuerdo de 20 de diciembre de 2007, adoptado por la Comisión de Urbanismo y Ordenación del Territorio del Principado de Asturias (Cuota), relativo a la aprobación definitiva del Plan especial de la Zona de Actividades Logísticas e Industriales de Asturias (Zalia)", según consta en el escrito interpuesto ante la Sala Contencioso-Administrativo del Tribunal Superior de Justicia de Asturias.

La Zalia afecta a una superficie de 400 hectáreas y está vinculada a la ampliación del puerto de El Musel y a la dinamización industrial de la zona. La parroquia sobre la que se prevé su construcción afecta directamente, según la denuncia del eurodiputado, a la Zona de Especial protección de Aves (ZEPA), y en consecuencia a la directiva europea relativa a la conservación de las aves silvestres y de los hábitat naturales y de la fauna y flora silvestres.

También el vicepresidente de la asociación vecinal, Simón Junquera, apuntó que intentarán viajar a Bruselas "lo antes posible" para llevar ante la Comisión Europea el informe que están redactando en contra de la Zalia. En el viaje es posible, según él, que les acompañen vecinos de la población de Gillón (Cangas de Narcea), afectados por el cierre de una mina en 2005.