El Musel, polo de atracción energética

El puerto gijonés se convierte en uno de los principales focos de captación de empresas en Asturias, con proyectos en gas, electricidad y renovables que superan los 1.000 millones de euros

EN LA EXPLANADA DE ABOÑO. Infografía del proyecto para la central de ciclo combinado de HC Energía. / E. C./
EN LA EXPLANADA DE ABOÑO. Infografía del proyecto para la central de ciclo combinado de HC Energía. / E. C.

E. RODRÍGUEZ GIJÓN

El puerto de El Musel se ha convertido en el principal foco de atracción del negocio energético en Asturias. El proyecto para duplicar su superficie y adaptarse al incremento de los tráficos de mineral de hierro y de carbón, que superarán los 20 millones de toneladas en el año 2010, ha logrado fidelizar la permanencia de las grandes compañías tradicionalmente vinculadas al puerto, como ArcelorMittal, pero también ha captado la atención de un nutrido grupo de empresas vinculadas al sector energético. No en vano, en el próximo lustro, moverá en infraestructuras energéticas 1.000 millones de euros si se suma la regasificadora, el ciclo combinado por el que compiten HC Energía y Endesa; las plantas de biodiésel de Nátura y Duro Felguera y los proyectos de molinos de viento en el dique norte.

El proyecto 'estrella' es la regasificadora. El Gobierno de José Luis Rodríguez Zapatero la incluyó en la revisión que hizo, en marzo de 2006, del Plan Energético Nacional 2002-2011. El Ejecutivo argumentó que la planta tiene como objetivo asegurar el equilibrio geográfico; esto es, garantizar mejor el suministro en caso de que se produzca cualquier fallo en las actuales entradas de gas. Además, cumple uno de los requisitos que puso ministro de Industria de entonces, José Montilla: está avalada por «una demanda solvente» de gas. La previsión es que, en los próximos ejercicios, se construyan, al menos, cinco ciclos combinados en el Principado.

Enagás, gestor técnico del sistema gasista, es la adjudicataria de la obra e invertirá 512 millones: 375 en la planta y 137 en la construcción de dos gasoductos a Llanera y Cantabria. El proyecto está a la espera de obtener la declaración de impacto ambiental y la autorización para su ejecución.

Enagás, que esperaba iniciar las obras a finales de 2007, confía obtener estos trámites «en los próximos meses» para que esté lista en 2011. De momento, ha adjudicado a la multinacional estadounidense Flúor Servicios -con sede en Asturias- los servicios de ingeniería de detalle y la supervisión de las obras, trabajos en los que contará con empresas de la zona. En lo que respecta a la gestión, HC Energía ha mostrado su interés en participar en la regasificadora con un 30% y una inversión de 90 millones. Ahora bien, no es la única dispuesta a entrar. A Duro Felguera también le gustaría integrarse en el accionariado, deseo al que se ha sumado Unión Fenosa.

Aspiraciones

No es ésta la única aspiración en la que HC tiene competidores. En noviembre, HC presentó a la Autoridad Portuaria de Gijón un proyecto para construir un ciclo combinado de 865 megavatios (MW) en la ampliación de la explanada de Aboño y para la que está dispuesta a invertir 361,4 millones. Sin embargo, Endesa ya había presentado a principios de 2006 un plan para la ejecución de una planta de 860 MW, por 341 millones.

Ambos proyectos son muy similares en potencia e inversión. De hecho, ante este 'empate', la Autoridad Portuaria esperará a conocer la declaración de impacto ambiental de ambos proyectos antes de adjudicar el ciclo combinado. No obstante, hay dos factores con los que HC busca persuadir al consejo de administración de la Autoridad Portuaria. Su central no ocupará toda la superficie disponible en la parcela señalada y, en caso de que lograra la adjudicación, se decantaría por construir, en su emplazamiento de Aboño, una central supercrítica de carbón con una potencia nominal de 800 MW y con mecanismos de captura de CO2.

Endesa se adelantó a HC en esta iniciativa. La empresa que dirige Manuel Entrecanales ya fijó su mirada en El Musel en 2005, cuando reparó en las oportunidades de invertir en un territorio fuera del mapa de Endesa y con tradición en generación energética. Según figura en la memoria del proyecto, «la central -moderna, con alto rendimiento y menor repercusión ambiental que las centrales antiguas- implicará un importante desarrollo industrial en la zona».

Ahora bien, las inversiones relacionadas con el gas no son las únicas del nuevo Musel. El consejo de administración del puerto acaba de aprobar las bases del concurso para construir un parque eólico en el dique norte. Previamente al anuncio, cuatro grupos --Renova (Acciona), Neo Energía (EdP-HC), Northeolic y Endesa- ya habían mostrado su interés en participar con una inversión que puede rondar los 35 millones de euros.

Mientras tanto, Red Eléctrica, el Principado, los partidos políticos -a excepción de IU-, las propias empresas, como HC, y profesores de la Universidad de Oviedo subrayan la importancia de poner en marcha la línea de alta tensión Sama-Velilla para asegurar estos proyectos y evacuar la energía de la que Asturias es excedentaria, puesto que «la red actual resulta insuficiente».

ermendez@elcomerciodigital.com

Fotos

Vídeos