Los programas de apoyo a emprendedores permitieron crear 6.000 empleos directos

I. V.
CONSULTA. Una joven ofrece información sobre su empresa. / P. C./
CONSULTA. Una joven ofrece información sobre su empresa. / P. C.

El concejal de Promoción Económica del Ayuntamiento de Gijón, José María Pérez, aseguró ayer, durante la inauguración de I-negozia, que las empresas locales han creado 6.000 puestos directos de trabajo en la ciudad dentro del marco del programa municipal de apoyo a los emprendedores. El foro de encuentro de empresas del sector tecnológico que tuvo lugar este martes en el recinto ferial Luis Adaro ha reunido en su décima edición a más de un centenar de participantes e incluyó la presentación de cincuenta nuevos proyectos, productos y servicios.

Dentro del 'rincón de la invención y la innovación', en el que 17 empresas y particulares presentaron sus patentes, se pudieron ver curiosos artilugios como un felpudo que lava y seca las suelas de los zapatos, un reflector que permite duplicar la sensación de iluminación de las bombillas de bajo consumo, unas pinzas especialmente adecuadas para abrir oricios. Entre las propuestas más curiosas se encontraba la patente del 'bunker-gol', un detector de goles fantasma que en su cartel promocional prometía «¿Nunca más público cabreado». La idea consiste en una banda de arena que se sitúa tras la línea de gol de la portería y absorbe la fuerza del bote del balón, de forma que se pueda ver con claridad si la pelota entró.

Casco con sensor

Laureano Suárez, inventor, propuso por su parte un ingenio destinado a reducir la siniestralidad laboral. Se trata de un casco de obra con un sensor que hace sonar una alarma en caso de que el trabajador sufra un fuerte golpe en la cabeza. El sensor estaría conectado con una centralita en el trabajo y también con el 112.

Al margen de los inventos se pudieron ver otras propuestas empresariales relacionadas con la formación, las nuevas tecnologías, las energías limpias, el diseño digital y la fabricación textil, entre otras.