Mismo asfalto para ciclistas y pilotos

La etapa reina de la Vuelta Ciclista a España y el Rally Príncipe de Asturias compartirán el 13 de septiembre algunos tramos de carretera con apenas unas horas de diferencia

ALBERTO HUERGA
DE VUELTA AL COLOSO. L'Angliru volverá a ser protagonista en la Vuelta a España el próximo 13 de septiembre.  / E. C./
DE VUELTA AL COLOSO. L'Angliru volverá a ser protagonista en la Vuelta a España el próximo 13 de septiembre. / E. C.

Urbiés, 13 de septiembre de 2008. Son las ocho de la mañana y los bramidos de los coches se escuchan desde kilómetros. Son los participantes del Rally Príncipe de Asturias, este año puntuable para el IRC, un certamen internacional. Poco tiempo más tarde, la segunda pasada. Van cayendo las horas, llega el sol a lo más alto y empiezan a aparecer coches en sentido contrario a los anteriores. Los primeros llevan las sirenas encendidas. Las primeras motos, la Guardia Civil hace acto de presencia. La afición, expectante. Cruzan los primeros coches decorados, pasan como flechas, pero Llevan bicicletas encima. Los ciclistas aparecen y el pelotón de la Vuelta a España afronta las últimas rampas de La Colladiella para encaminarse hacia Mieres y buscar la cima del L'Angliru. Es la etapa reina de la ronda nacional.

Dos espectáculos al precio de uno. No hará falta moverse del sitio, ni pagar entrada en ninguno de ellos. Sólo hay que tener un poco de paciencia. La carretera sólo descansará tres horas. No más. A los aficionados a los rallys y al ciclismo les bastará ubicarse en lugar seguro y podrán seguir dos pruebas de importancia internacional. Será en Asturias. Será en septiembre y en sábado. Todos los ingredientes para una jornada deportiva completa.

La Vuelta a España y el Rally Príncipe de Asturias compartirán carreteras. No será necesario que unos pidan paso a los otros, tampoco que se detenga alguna de las dos actividades. Los organizadores de uno y otro acontecimientos deportivos se han reunido varias veces para cuadrar horarios, para medir al milímetro cualquier contingencia. Y no habrá problemas, al menos para los protagonistas. Otra cosa distinta será los aficionados, que en lo de ir de una zona a otra tendrán que tener mucho cuidado con los atascos.

Asturias sí que será capital del deporte en la segunda semana de septiembre. El Rally Príncipe de Asturias, la Vuelta a España, el Mundial de Patinaje Los acontecimientos deportivos se van multiplicando y no con simples torneos de carácter regional. Las infraestructuras son mastodónticas. Las necesidades, también. La cobertura será máxima a nivel nacional e incluso internacional.

Será la primera vez que coincidan en Asturias, por las mismas carreteras, dos pruebas de la importancia de la Vuelta y el Príncipe. Desde su descenso del Europeo, el Automóvil Club Principado de Asturias (ACPA), organizador del rally, ha buscado siempre un regreso, que ahora consiguió con la irrupción del IRC, un certamen apoyado por Eurosport, pero que todavía está muy lejos del Mundial. Este será el primer año y la organización ya ha tenido que salvar su primer inconveniente: la coincidencia con la Vuelta a España.

Idénticos tramos

«Los tramos de este año serán los mismos que los de la próxima edición. Por eso va a venir el equipo Peugeot Sport España a conocerlos». Lo decía Julián Moreno, presidente del ACPA en los primeros días de septiembre de 2007. Y lo cumplirá. Los tramos del Príncipe, aunque no se hayan hecho públicos, serán un calco a los de la edición anterior. Es decir, Muncó-Muñó -en esta edición igual se hace a la inversa-, Pajonal-Carbayín-La Rasa, Cesa-Valdebarcena y Piedrahita-La Zorea-Anayo (todos ellos de viernes) y Argame-Las Mazas, La Nueva-La Invernal y Blimea-La Casilla-El Cordero (el sábado).

Es precisamente en estos dos últimos donde habrá coincidencia. La Vuelta a España saldrá de San Vicente de la Barquera, pasará por Arenas de Cabrales para luego llegar a Cangas de Onís, desde donde el pelotón se dirigirá a Nava. La Faya Los Lobos y La Colladiella son los puertos puntuables que se encontrará antes de afrontar el Cordal y luego el L'Angliru. Precisamente, en estos dos primeros será por donde los coches hagan su aparición unas horas antes que los ciclistas.

Cuadrar horarios, buscar vías alternativas para evacuar a accidentados Todos estos aspectos son los que están manejando los dos comités organizadores en estos momentos. En principio, el acuerdo es total y no habrá ningún tipo de problema; eso sí, surgen dudas en lo que a los aficionados se refiere. Sobre todo en los del mundo del motor. L'Angliru concitará a un importante número de seguidores del ciclismo. Los otros puertos son fuegos de artificio comparados con el temible coloso riosano, pero para los seguidores de los coches, lo que importan son las trazadas más espectaculares y éstas se encuentran en cualquier cruce.

«¿Coinciden? ¿Pero no habían cambiado el Príncipe de fecha para evitarlo? Están locos. Menudo tomate». Eran algunas de las frases que se escuchaban en el Rally Cantabria Infinita cuando surgía el comentario sobre la coincidencia entre el Rally Príncipe y la Vuelta a España. «Que no, que la Guardia Civil de Tráfico ya les dio el visto bueno». Pues eso. Que las dos pruebas tienen el visto bueno para disputarse el próximo 13 de septiembre y que si de aquí a allá no hay ningún cambio, los aficionados asturianos y de toda España podrán ver las dos pruebas sin moverse del sitio.

La zona clave

Urbiés será una zona muy concurrida. Frente a Casa Migio los coches vienen en bajada y toman una curva de izquierdas en la que no pueden cortar por riesgo a conocer la profundidad de la alcantarilla allí colocada. Los ciclistas la tomarán en sentido inverso. Es una de las tantas zonas en las que los aficionados de los dos deportes pueden encontrarse. Aunque lo más fácil es que mientras unos llegan, los otros marchen. Habrá embotellamiento, seguro, pero lo que está claro es que la difusión del 'Paraíso Natural' será máximo en la segunda semana de septiembre.