CC OO recuerda la necesidad de las líneas de alta tensión para exportar la energía

"La energía hay que evacuarla, no sé si por Lada-Velilla o por Soto-Penagos, pero no nos la podemos comer", señaló Antonio Pino

EUROPA PRESS | OVIEDO

El secretario general de CCOO de Asturias, Antonio Pino, dijo hoy que el Principado debe construir las infraestructuras que permitirán exportar su producción de energía para "no volver a las cavernas". Así, insistió en que esa energía hay que evacuarla, mostrándose crítico con los movimientos que se oponen a las determinadas líneas de alta tensión de Lada-Velilla y Soto-Penagos.

Pino hizo estas declaraciones en una rueda de prensa ofrecida en Oviedo tras reunirse con una delegación de la FSA-PSOE, encabezada por el secretario general, Javier Fernández, para dar a conocer a la organización sindical las líneas maestras de la ponencia del PSOE de cara al próximo Congreso.

"Hay casos puntuales de los que se oponen a las líneas de alta tensión se duchan todos días, encienden la luz y van por la calle sin taparrabos", comentó Pino en tono irónico. "Lo que no vale es que cada vez que haya una línea de evacuación, pase por donde pase, se produzca un problema", afirmó.

El dirigente sindical rechazó "planteamientos radicales" y dijo que su organización siempre va a pedir el cumplimiento de la legislación medioambiental. "La energía hay que evacuarla, no sé si por Lada-Velilla o por Soto-Penagos, pero no nos la podemos comer, porque no se almacena", señaló.

Pino señaló que había hablado también con los socialistas sobre la influencia que puede tener en grandes empresas instaladas en Asturias, como Arcelor, Asturiana de Zinc o Alcoa, el incremento de la tarifa eléctrica.

El dirigente sindical comentó que es necesario conseguir un acuerdo que rebaje ese impacto, porque si esa tarifa se encarece mucho para esas empresas "puede condicionar futuras inversiones".

El secretario general de CCOO de Asturias se mostró partidario de un desarrollo industrial que incorpore valores como innovación, formación y calidad. Pino señaló que también trasladó a los dirigentes socialistas su preocupación por el futuro del sector naval en Gijón, dada la actual situación de los astilleros Naval Gijón y Juliana. "Es necesario mantener la actividad en la bahía gijonesa", dijo.

Otro asunto que trató fue el de las fábrica de armas, mostrándose partidario de que sigan funcionando dos factorías con el mismo nivel de empleo y de producción.

Por último, Pino dijo que había trasladado a los socialistas la necesidad de que la reforma del Estatuto de Autonomía reconozca el papel de las organizaciones sindicales como elementos de cohesión social.

También reclamó que el Estatuto recoja el desarrollo de una ley posterior que regule la presencia de los sindicatos en los diferentes organismos. "No queremos que un día se nos dé la palmadita y, poco tiempo después, la patada", dijo, apelando a la necesidad de una ley.