El Farho se juega hoy la temporada

Los gijoneses se enfrentan a partir de las nueve de la noche al Axarquía en el primer choque de la Final a Cuatro de Cáceres

JAVIER BARRIO
DETERMINANTE. Kiefer 'machacó' al Blanes Almería. / PAÑEDA/
DETERMINANTE. Kiefer 'machacó' al Blanes Almería. / PAÑEDA

Hay partidos que pueden cambiar una temporada, una trayectoria y, quizás, también el desenlace de una historia. Y eso, en parte, es lo que le ha pasado al Farho Gijón en sus dos últimos enfrentamientos con el Blanes Almería. Hasta ese momento -el primer obstáculo que tuvieron que sortear los gijoneses en el play off por el ascenso-, el conjunto que entrena Jorge Elorduy navegaba a la deriva, sumido en una atmósfera de problemas. Hundido por una temporada en la que los problemas extradeportivos le habían abocado a la mediocridad.

Pero el viernes pasado, cuando los gijoneses sellaron su billete para la decisiva Final a Cuatro de Cáceres, muchas cosas cambiaron. La pequeña grieta de claridad que se había abierto en el negro horizonte de los gijoneses se convirtió en una ventana a la esperanza.

Ahora, las circunstancias son distintas y el Farho quiere terminar de recuperar el terreno perdido esta noche (21 horas). Todo pasa por superar la eliminatoria que se disputa hoy y mañana en Cáceres. Sólo dos partidos.

El Axarquía será el primer gran reto de los gijoneses en su operación retorno a la LEB Oro. El filial del Unicaja ha sido uno de los equipos más regulares de la competición, pero, estadísticamente, demostró ser el más débil en el primer encuentro del play off. Necesitó tres partidos para eliminar al Cai Huesca. Pese a ello, los gijoneses no han salido bien parados de los dos enfrentamientos en la fase regular con los malagueños. El Farho sufrió dos derrotas, la última bastante dolorosa (68-78 y 87-54).

Prestes, un peligro

Jorge Elorduy ha mentalizado a los suyos durante toda la semana para que no salgan relajados ante un rival muy peligroso. En ese sentido, los asturianos deberán tener atención con el brasileño Paulao Prestes, el jugador sobre el que se mueve todo el engranaje del Axarquía. También habrá que vigilar a Chylinski.

En el vestuario gijonés, Matt Kiefer llega en un gran momento de forma y su aportación ha resultado decisiva para el equipo en el play-off. Prueba de ello es que obtuvo una media de 29 puntos en los dos partidos frente al Blanes Almería.

La otra semifinal de hoy la protagonizarán, a las 18.45, el Illescas, sin Reggie Moore, y el Cáceres 2016.