Jesús Aller, geólogo pristino

MARIO ROJAS/
MARIO ROJAS

Geólogo prístino, poeta meteorito, sabio audaz, arco-iris sin explicación, verbo en llamas. «¿Qué es el arte, señor Aller?». «Hoy en día se tiende a pensar que todo puede ser arte: un gol, un vestido, un refresco. Así el poder domestica a las masas. Sin embargo, sigue habiendo un arte necesario que desvela enigmas y nos hace mejores». «¿Qué diablos es un copazo de ginebra sobre la mesita?». «En buena compañía, todo un programa de actividades». «¿Qué es la soledad?». «Una oportunidad de enfrentarnos con el protagonista y dialogar con él». «¿A quién puede llamar siempre un escritor para pedir ayuda?». «Antes la chica se llamaba EB (Enciclopedia Británica).

Ahora hay una telaraña invisible con secretos que se abren para nosotros a golpe de ratón». «¿Víctima del mundo o infatigable buscador de tesoros?». «Víctimas del mundo somos todos, sin duda; pero tal vez se trate de comprender misterios de ese mundo que encierran auténticos tesoros. Si aprendemos a pensar colectivamente, nuestro destino brilla en las estrellas». «¿Cuánta paz es precisa para una excelente novela?». «Una excelente novela nos atrapa y nos construye. Toda la paz es poca para impregnarnos de ella». «¿Se puede leer mucho rato en un sofá rojo, muy rojo?». «No lo he intentado nunca. Pero tal escenario lo veo más apropiado para otros menesteres». «¿Tiemblan manos y fauces y entrecejo al contacto con tal texto?». «Es una buena definición de la poesía». «¿Cuál es la diferencia entre el artista y el artesano?». «El artista crea, el artesano construye. El artesano aplica leyes, el artista las descubre». «¿Qué le susurran los perros callejeros y vagabundos en la estricta madrugada?». «Los perros callejeros saben todo lo que hay que saber. Yo siempre trato de aprender de ellos. Ellos saben bien que nunca estamos derrotados del todo». «¿Es el frío un cuento chino?». «No creas todo lo que te cuentan. Sufrimos mucho y tenemos muchas obligaciones, pero somos máquinas térmicas a 36,5 ºC de temperatura y eso no lo cambia nadie».

Jesús Aller, Don Jesús Aller, profesor de Geología a cuarenta grados, poeta sobre el que merece la pena hacer la tesina, goloso acuarelista de lo sensato en la madrugada y sus cachorros. Aseguran que investiga acerca del hoyo budista de lo cotidiano.

Fotos

Vídeos