Gotor plantea un plazo de «dos semanas» para presentar los nuevos títulos al Principado

M. MORÁN OVIEDO / GIJÓN

Los plazos apuran. En la primera comparecencia conjunta que protagonizaron el consejero de Educación y el rector de la Universidad de Oviedo, José Luis Iglesias Riopedre marcó los tiempos: la mitad de las titulaciones europeas tendrían que estar elaboradas en diciembre de 2008 y el resto, un año después. Gotor ya matizó entonces que las prisas no son buenas consejeras, pero imprimió un fuerte ritmo a un proceso que está muy ralentizado.

La primera constatación ha sido el envío, el pasado jueves, de una circular de la vicerrectora de Ordenación Académica y Espacio Europeo, Paz Suárez Rendueles, a los directores de centros, de departamentos y de institutos universitarios para que «a la mayor brevedad, y en todo caso antes del próximo dos de junio» envíen al vicerrectorado una pormenorizada propuesta de titulaciones a adaptar al Espacio Europeo de Educación Superior.

Las previsiones no se han cumplido en su totalidad, dado que no son pocos los centros y los departamentos que no han podido cumplir la solicitud con tan sólo tres días laborables de margen. No obstante, el rector ha afirmado ayer a este periódico que «en un plazo de dos semanas enviaremos al Principado una relación de titulaciones sobre las que trabajar».

La línea de trabajo esbozada por el rector recoge la presentación al Principado de un listado de estudios a adaptar al Espacio Europeo de Educación Superior en un plazo de 15 días, la obtención de un consenso que permita la elaboración de los planes de estudios, que tendrán que estar finalizados en diciembre, y la presentación a la Agencia Nacional de Evaluación de la Calidad y Acreditación (ANECA) en febrero, con el objetivo de comenzar a impartirlas en octubre.

«Hay algunas que no cambian, como las experimentales, pero otras tendrán profundos cambios de contenido, como las humanidades», adelantó Gotor.