El Sporting consigue el sueño de regresar a Primera tras vencer 2-0 al Eibar

Mate Bilic y Luis Morán marcan los dos goles que cierran una temporadea extraordinaria DEL EQUIPO ROJIBLANCO

E.C.D. |GIJÓN
Bilic celebra su gol / J. BILBAO/
Bilic celebra su gol / J. BILBAO

El Sporting de Gijón salió esta tarde al campo más confiado que en las últimas jornadas y con la firme determinación de atacar. Las acciones rojiblancas para franquear los terrenos del Eibar fueron creciendo en frecuencia y posesión de balón. Hasta que en el minuto 17 llegó el primer remate de Barral, en una jugada personal, que terminó rebotando en un contrario. Dos minutos después, Bilic puso de pie al estadio con un disparo de falta a balón parado que acabó en las manos de Manu, el guardameta guipuzcoano. Con la pelota (casi) siempre entre las botas de los rojiblancos, la tensión empezó a hacer mella en el equipo de Preciado. Esa maldita tensión que les traicionó en las últimas jornadas.

Afortunadamente, con el primer tiempo ya a punto de acabar, llegó el gol de Mate Bilic, (minuto 37), un extraordinario remate de cabeza tras un centro no menos extraordinario de Barral. El gaditano mandó el balón al segundo palo y la cabeza del croata hizo el resto, en una jugada de estrategia ensayada y felizmente consumada.

Mientras, en este primer tiempo había marcado el Córdoba en Anoeta. Los tableros informativos de El Molinón no informaron de la marcha del partido de Real Sociedad. El club sabía que no había lugar para distraer a los jugadores, máxime después de ver cómo desconcentró a los rojiblancos, en la penúltima jornada, el transcurso del partido de los donostiarras.

El Sporting saltó al campo tras el descanso con deseo de mantener el resultado, un corto 1-0 que hoy no era tan corto, dado que basta el empate para regresar a la liga de las estrellas. El rival, mientras, no levantó cabeza. El capitán del Eibar recibió en el minuto 52 una tarjeta amarilla por agresión a Barral. El equipo visitante no había hecho un remate a puerta en toda la contienda, hasta el minuto 54, en el que el esfuerzo combinado de Biel Medina y Lombraña acabó rebotando en la defensa sportinguista

Vencido el minuto 30 del segundo tiempo, la seguridad del Sporting de su victoria permitió al entrenador, Manuel Preciado, relajarse y enviar un saludo Quini, que estaba hoy en el placo del Molinón. Un gesto emotivo al que El Brujo contestó con un saludo.

Preciado empezó a sacar jugadores de refresco. El segundo cambio fue el de Luis Morán, el luanquino y canterano, quien salió al terreno en el minuto 66, en sustitución de Pedro. Morán marcó el gol que resolvía el retorno a Primera División en el minuto 80, como ya ocurriese 15 días atrás en el partido contra el Córdoba, cuando marcó nada mas salir. Este muchacho es cada vez más seguro. Con el 2-0, El Molinón respiró, si bien la certeza del ascenso fue absoluta durante toda la tarde y eso impidió situaciones de infarto.

No podía ser de otra manera. El Sporting ha regresado a la Primera División en la temporada 2008-2009, acompañado en el ascenso por el Numancia y el Málaga.

Fotos

Vídeos