El Sporting B abre la fiesta

El equipo de Acebal certificó ayer su regreso a Segunda B ante cerca de 4.000 aficionados. El empate bastó a los rojiblancos para dar el salto de categoría

JAVIER BARRIO| GIJÓN
FIESTA. Los jugadores del Sporting B mantearon a su entrenador nada más acabar el partido que les ha llevado a Segunda B. / J. BILBAO/
FIESTA. Los jugadores del Sporting B mantearon a su entrenador nada más acabar el partido que les ha llevado a Segunda B. / J. BILBAO

El Sporting B logró ayer el ascenso a Segunda B en un partido sin historia y carente de fútbol, pero que se desarrolló ante cerca de 4.000 aficionados. Nunca un empate ni un partido tan gris dejó tan buen sabor de boca a la grada. Mareo, sin un hueco libre, se vistió de gala para albergar el último partido de la fase de ascenso, frente al Zamudio. El resultado del partido de ida (0-3) invitaba al optimismo. El entorno, también. Y contó con un invitado de lujo, Quini. 'El Brujo' -recibido con el cántico 'Ahora, Quini, ahora'- se ubicó en un improvisado palco en el que también estaba la alcaldesa, Paz Fernández Felgueroso.

Minutos después, comenzaba el partido. El Sporting B cogió las riendas desde el inicio, pese a que el Zamudio no era un rival fácil y no hacía muchas concesiones. Los vizcaínos eran un equipo correoso, incómodo y que dificultaba enormemente la circulación del balón. Así, los porteros pasaron inadvertidos en los primeros compases.

Sergio Prendes rompía la monotonía con un saque de falta que acabó en las manos de Galder. Carlos Álvarez volvió a poner a prueba a la defensa del Zamudio con una internada que terminó con un pase atrás que Sergio Prendes envió fuera. La réplica del Zamudio llegó con un lejano disparo de Ager.

La primera parte finalizó con empate a cero y la sensación de que ambos equipos se conformaban con el resultado. En la reanudación, el Zamudio estuvo cerca de lograr el gol, con un disparo de Maraña al larguero. Checho, a continuación, llegaba solo a las inmediaciones de Galder, pero no acertó a culminar. El partido se endureció y el colegiado tuvo que mostrar alguna cartulina. Carlos Álvarez con un remate cruzado desaprovechó la última ocasión. Y el partido llegó a su fin y el filial se hacía con el ascenso.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos