Vecinos de Pumarín piden los «controles necesarios» ante la llegada de inmigrantes al Fundoma

Sariego aclara que los jóvenes derivados del Materno-Infantil son bienvenidos, pero exige «suficiente personal» para atenderlos

S. N.| OVIEDO
FUNDOMA. Los menores inmigrantes se instalaron en el complejo hace meses. / M. ROJAS/
FUNDOMA. Los menores inmigrantes se instalaron en el complejo hace meses. / M. ROJAS

Las instalaciones del Fundoma (Fundación Docente de Mineros Asturias) acogen desde hace meses a menores inmigrantes, la mayoría marroquíes, dado que el Centro Materno Infantil cuelga del cartel de completo. Aunque los vecinos del Parque de Invierno denunciaron varios problemas de delincuencia relacionados con los jóvenes, la decisión de la Consejería de Bienestar Social -gestora de los centros- no ha generado inquietud en Pumarín .

Al menos así lo asegura su presidente, José Sariego, que declaró ayer que no ve mal la llegada de estos chicos de entre 14 y 17 años. Si deseó, para evitar futuros problemas, que la Administración regional establezca los «controles necesarios» a través de los educadores del centro. «Es necesario que haya suficiente personal», declaró el representante vecinal a la agencia de noticias Europa Press.

Para Sariego no hay motivos para la alarma. Como recordó, estos nuevos vecinos del barrio ya llevan «una temporada» en la zona y son bienvenidos «sin ningún problema». Además, por el momento, no se ha registrado ninguna situación extraña relacionada con esos menores.

Pumarín ha crecido en habitantes gracias a la llegada de inmigrantes. Sariego destacó que la zona es desde hace tiempo un «ejemplo» de integración de personas que proceden del extranjero y que la convivencia es perfecta entre los distintos vecinos, independientemente de su nacionalidad.

Según indicó, los conflictos registrados en el barrio en los últimos meses, principalmente en horas nocturnas, no están relacionados con la inmigración sino con los horarios de cierre de algunos locales hosteleros. «Hubo en su momento problemas, pero que también pudieron tener lugar en la calle Uría», señaló.

Respecto a los problemas de saturación del Materno Infantil, la viceconsejera de Centros, Familias, Infancia y Mayores. Teresa Ord anunció recientemente en la Junta General que se están realizando obras en los terrenos de la Fundación Fasad-Meres, en Siero. Estas nuevas instalaciones permitirán trasladar del Parque de Invierno a estos jóvenes de primera acogida.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos