Lugones suena a jazz

Más de 30 alumnos inscritos en el quinto seminario de improvisación ofrecerán esta tarde un concierto en la Casa de Cultura

DAVINIA DURÁN| LUGONES
IMPROVISACIÓN. Dos alumnos del seminario. / FERNANDO CASTRO/
IMPROVISACIÓN. Dos alumnos del seminario. / FERNANDO CASTRO

'The music of Duke Ellington' es el título del quinto seminario de improvisación e iniciación al jazz que se ha impartido en la Casa de Cultura de Lugones durante toda esta semana. El curso ha contado con una gran participación. Más de 30 alumnos, en total, repartidos en seis clases. Cada una de las aulas estuvo dedicada a un tipo de instrumento distinto: guitarra, piano, trompeta, batería, saxo o bajo.

Este es el tercer año que el curso se imparte en este edificio, ya que los dos años anteriores se llevó a cabo en Llanera. El principal motivo por el que se realiza en la Casa de Cultura de Lugones es por el gran número de salas con el que cuenta el centro.

«Esta edición hemos decidido centrarla en la vida de un personaje tan importante como fue Duke Ellington porque es uno de los referentes no sólo en el jazz, sino en todos los estilos de música contemporánea», apuntó Marco Martínez, director del seminario.

En todas las clases, tanto los profesores como los alumnos trabajaron con el repertorio del artista, improvisando sus temas y aprendiéndolos para la representación que tendrá lugar hoy a partir de las 20.30 horas en el salón de actos de la Casa de Cultura de Lugones.

Participación nacional

Los participantes del curso son, en mayoría, procedentes de Asturias, aunque también asistieron personas de otras comunidades autónomas como Cantabria y Castilla y León. El jazz atrae a gente muy variada y un ejemplo son las distintas edades de alumnos que participaron en este seminario: desde los 11 años de los más jóvenes hasta cerca de los 60 del más mayor. Además, todos ellos contaban con bagaje musical, ya que aunque se acercaran por primera vez a la música improvisada, ya sabían tocar algún instrumento.

«Éstas son mis vacaciones», comentó Agustín Cernuda, uno de los alumnos de la clase de guitarra, que prefirió dedicar su tiempo de ocio a perfeccionar y aprender más cosas este instrumento. Otro de los alumnos, Pablo Menéndez, afirmó que este estilo de música engloba a todos los demás. Según este guitarrista «el jazz es lo que a la mayoría de los músicos les gusta tocar».

Todos estos artistas saldrán del seminario con su título bajo el brazo, aunque como asegura Juan Bertrand, uno de los asistentes, lo que se necesita en Asturias para potenciar este tipo de música junto con la contemporánea es que se oferte el grado superior de estas especialidades, ya que en comunidades como Cataluña o Madrid ya existe y para el próximo curso Valencia también contará con este módulo.

El director del seminario explicó que desde hace bastante tiempo los organismos públicos se están volcando con el jazz, pero Martínez asegura que estos músicos lo que necesitan es que existan más locales, en los que el público pueda escucharles.