El chupinazo abre en Pamplona unas fiestas de San Fermín emitidas hasta en Japón

MERCEDES BERMEJO| MADRID

El chupinazo o cohete anunciador que será lanzado hoy en Pamplona dará paso a nueve días de fiesta sin fin en los que decenas de miles de visitantes, muchos de ellos extranjeros, llenarán de rojo y blanco esa ciudad española. El principal escenario de los festejos serán las calles, en las que a partir de las ocho de la mañana tendrán lugar los encierros, universalizados por el escritor estadounidense Ernest Heminngway en su novela 'Fiesta'. En los encierros suele haber heridos por asta de toro y ocasionalmente muertos.

Los estadounidenses figuran entre los extranjeros más asiduos a estas fiestas junto a los franceses, por su proximidad fronteriza, aunque también participan gran número de británicos, italianos, alemanes o neozelandeses. El interés mundial por los encierros se aprecia en que serán transmitidos, además de por dos canales nacionales de televisión, por diez cadenas europeas y por emisoras japonesas, chilenas y mexicanas.