«El Duque es el factor del éxito de 'Sin tetas...', ha conseguido enamorar a todas las españolas»

La intérprete graba nuevos capítulos de la serie de Telecinco, que se estrenará en septiembre Debutará en la pantalla grande con la película 'Fuga de cerebros', rodada en la Laboral

CH. L. MONJAS| MADRID
Amaia Salamanca es Catalina en 'Sin tetas...'. /COLPISA/
Amaia Salamanca es Catalina en 'Sin tetas...'. /COLPISA

Amaia Salamanca no tuerce su angelical rostro ante las numerosas peticiones de fotos y autógrafos. Lleva con mucha tranquilidad que todos y todas quieran una instantánea con la protagonista femenina de 'Sin tetas no hay paraíso', la exitosa ficción que en septiembre regresará a Telecinco con nuevos capítulos. Acostumbrada a que le pregunten por su 'partenaire' en la serie, Miguel Angel Silvestre, 'El Duque', esta madrileña de 22 años disfruta del buen momento que le ha proporcionado la pequeña pantalla, medio que compagina con el cine. Salamanca, que fue modelo y trabajó en la primera serie de ficción nacional de La Sexta, 'SMS', rueda su primera película, 'Fuga de cerebros'. El 22 de agosto presenta al público su debut como dobladora en la cinta de animación 'Space Chimps. Misión espacial', en la que ha trabajado con su pareja, el cantante de Pignoise Alvaro Benito.

Sin tiempo para acabar sus estudios de Administración de Empresas y Derecho, en la agenda de esta joven y rubia actriz, que lleva la popularidad con tranquilidad, no figuran las vacaciones. «Entre la grabación de 'Sin tetas...' y la película, trabajo once horas al día. Pero no podía perder esta oportunidad, tenía ganas de hacer cine. Ya descansaré en octubre».

-Da el salto al cine por la puerta grande, como cabeza de cartel.

-Es una comedia muy coral. Hice unas pruebas y me cogieron. Me apetecía mucho hacer algo distinto a la serie, pasar del drama a la comedia.

-No es sólo la chica de la película, además es la chica guapa y lista.

-Sí, sí. Mi personaje consigue una beca para estudiar Medicina en Oxford. El chico que está enamorado de ella desde siempre, desde toda la vida -papel que hace Mario Casas- viaja a la ciudad británica con sus amigos para conquistarla.

-Es un cambio de registro en un medio novedoso para usted. ¿Es el cine cómo se lo imaginaba?

-La forma de rodar no tiene nada que ver con la televisión. Aquí es lento, se va despacio pero con buena letra. Se parece bastante a lo que yo pensaba; bueno, siempre esperas más del cine. No sé muy bien qué decir, es mi primera película y espero que no la última.

-También ha prestado su voz a una mona astronauta.

-Ha sido una experiencia más que me ha enseñado a vocalizar y a hablar más despacio.

-'Fuga de cerebros' es un ejemplo de que el cine se está trasladando a la televisión porque está arropada por los también televisivos Mario Casas -'Los hombres de Paco'-, Alberto Amarilla -'Mis adorables vecinos'-, Canco Rodríguez -'Aída'- y Pablo Penedo -'Paco y Veva'-.

-Como ahora hay tantas series. En ningún sitio pone que un actor sólo pueda hacer televisión. Se trata de ir adquiriendo experiencia, de aprender.

-En su ópera prima también están los veteranos Antonio Resines, Fernando Guillén, Alex Angulo y Loles León.

-Nosotros los llamamos 'los mayores'. Todavía no he rodado con mi padre -Resines- ni con mi abuelo -Guillén-, que son con los que tengo más relación.

El factor 'Duque'

-Todo lo que le está pasando se lo debe a 'Sin tetas...'.

-Sí, bueno y a mi esfuerzo. Me quedan muchas cosas por hacer y creo que estoy preparada para lo que me venga, si es que me viene algo.

-Tiene un aplomo inusual para su edad.

-En esta profesión puede ser muy fácil perder la perspectiva, a mí no me ha pasado y no creo que me ocurra porque tengo el apoyo de mi familia. Hago lo de siempre, estoy con los amigos de toda la vida.

-¿Es consciente de que muchas jovencitas se miran en su personaje, Catalina?

-De ahí la importancia del mensaje de la serie. Muchos la han juzgado sólo por el título, sin verla. Es una crítica a las operaciones de cirugía estética, al dinero fácil. Espero que lo hayan entendido así.

-¿Cómo evoluciona su personaje en la segunda entrega?

-Catalina cambiará bastante, deja de ser la chica dulce, risueña y soñadora y se convierte en una mujer muy vengativa y también mala. Se dejó llevar por el corazón, por el amor, pero ahora...

-¿Pensaba que 'Sin tetas...' iba ser el hito televisivo que ha sido?

-Es una serie con una temática muy innovadora. Hay muchas series de policías, médicos y de familia, pero no se habían tocado estas tramas. Las drogas y la prostitución de lujo están ahí, y porque no hables de ello no va a dejar de existir. La novela homónima del colombiano Gustavo Bolívar también cosechó un gran éxito y ahora van a hacer una película.

-¿Conoce al 'padre' de Catalina?

-Sí. Gustavo me quiso conocer y me hizo una dedicatoria muy bonita en el libro.

-Hay muchos espectadores a la espera de la segunda entrega de 'Sin tetas...'.

-Es una gran responsabilidad tener el listón tan alto. Estoy segura que vamos a tener una audiencia muy buena porque tenemos a El Duque, que ha enamorado a todas las españolas y es el factor de éxito de la producción.

-Usted también tiene mucho tirón.

-Nada que ver con el que tiene Miguel Ángel. Es que las chicas a él se le lanzan al cuello. Los chicos son más tímidos, a mí, ni se me acercan.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos