El centrocampista Marcos Landeira cerró ayer su cesión al Melilla

Los informes de su compañero Noel Alonso fueron la clave para reconsiderar la alternativa que había rechazado hace tres semanas

M. R. M. R.| GIJÓN GIJÓN

Marcos Landeira jugará en el Melilla esta temporada. Ayer llegó a un acuerdo con el Sporting, pendiente sólo de resolver algunos trámites burocráticos, que se documentarán esta mañana.

El centrocampista gijonés, que ayer se entrenó por última vez con sus compañeros, viajará mañana a Melilla, acompañado del intermediario Joaquín Secades, que lleva su representación, para incorporarse a su nuevo equipo, en calidad de cedido.

Landeira rechazó esta cesión hace tres semanas, debido al interés mostrado por el Levante, Las Palmas y Xerez, que luego se diluyó. Aunque el pasado domingo estaba la propuesta pendiente sólo de la aceptación del Sporting, el interés del Racing de Ferrol no convenció al jugador, ya que iba a ser tratado como sub 23, lo que no estaba en disposición de aceptar. Además, los informes que recibió de Noel Alonso, cedido en el Melilla, fueron determinantes para su decisión.

Landeira pidió ser cedido en la campaña pasada, tanto en agosto como en el mercado de invierno, pero Preciado no lo permitió, al considerarlo necesario. Al haber participado sólo en tres partidos, el jugador gijonés insistió ahora en salir cedido a un equipo en el que tenga posibilidades de jugar, para no pasar otra temporada casi inactivo.

El sitio que deja Landeira es aprovechado para tramitar la licencia del holandés Colin. Ahora, en el caso de que se complete la plantilla con otro fichaje, el club gijonés precisaría tener otra ficha libre, lo que obligaría a prescindir de otros jugadores de la lista de 25 profesionales que tiene Preciado a su disposición.

Tras finalizar la pasada Liga, quedaron en situación de transferibles Raúl Cámara, Neru y Pina, aunque en el caso de los defensas se reconsideró su situación. En el caso del aragonés, se le expuso su situación, con pocas opciones para jugar esta temporada. El jugador zaragozano sólo tiene intención de dejar el Sporting con una baja incentivada y si encuentra un equipo de Segunda División con unas garantías mínimas de luchar por los puestos altos de la clasificación.

Manuel Preciado empezó la semana con un tirón de orejas a Barral y a los jugadores, por la expulsión del gaditano en el segundo partido del Teresa Herrera y por el rendimiento del equipo en los diez últimos minutos del encuentro contra el Cruz Azul.

El técnico rojiblanco mostró un enfado monumental tras el partido de Riazor, aunque ayer señaló que «no hay que exagerar», pese a que admite que «estaba muy enfadado, pero lo mismo que los jguadores», en alusión a «diez minutos estúpidos». Por su parte, Barral dio «más importancia a los goles que marqué».

El técnico montañés prefiere que los errores del Teresa Herrera se asuman como un aspecto del que «hay que tomar nota, para saber las cosas que no se pueden hacer». De todas formas, prefiere que «nos ocurra ahora, y no el 31 de agosto o en los siguientes partidos».

El preparador rojiblanco es partidario de «atajar estas cosas en grupo, porque no es un problema concreto de un jugador» y añadió que puede producirse el efecto de la bola de nieve, pero subrayó que «los chavales son inteligentes y lo entienden, proque ellos son los primeros disgustados».

En cualquier caso, Preciado opta por valorar que «jugamos un magnífico torneo y se falló en diez estúpidos minutos».

Mirando al Milan

El técnico cántabro concedió hoy jornada de descanso, para empezar mañana a preparar el encuentro contra el Milan, para el que mañana, a las once de la mañana, comenzarán a ponerse a la venta las localidades, al precio de 40, 50 y 60 euros, que serán los más habituales esta temporada. La alineación que jugará contra el conjunto lombardo será muy aproximada al que será el equipo tipo de la temporada. Luego, ya con vistas al debut liguero contra el Getafe, Preciado empezará a preparar otro tipo de trabajos, como «las jugadas a balón parado y más velocidad».

De todas formas, el preparador cántabro matizó que aunque los que van a jugar ante el Milan serán el equipo más parecido al que empezará la competición, hay jugadores que «llevan menos tiempo, pero pueden convencerme consu trabajo».

Buena planificación

En la recta final de la pretemporada, Preciado analiza que «estuvo muy bien planificada, primero contra equipos de inferior categoría, para ir aumentando hasta llegar a los rivales de primer nivel». El técnico rojiblanco recuerda que «el Valladolid ganó en Villarreal por 1-5», después de que los pucelanos hubieran sido derrotados por los gijoneses en los penaltis del trofeo de Luarca.

Preciado también está contento del juego global del equipo en el Teresa Herrera, torneo que utilizó para repartir minutos entre los jugadores de la plantilla y recuperar a Carmelo y Diego Camacho, que la pasada semana estuvieron con problemas físicos, sin poder intervenir al mismo nivel de trabajo que sus compañeros.

Tras el regreso de A Coruña, el técnico monteñés tiene a toda la plantilla a su disposición, ya que Gerard, que recibió un golpe ante el Atlético, así como Míchel y Kike Mateo, están restablecidos.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos