Vecinos de Cenero, Jove y Veriña alegarán en conjunto contra la regasificadora

El abogado de la federación de Les Caseríes mantuvo ayer un encuentro con muchos de los propietarios afectados

O. E.| GIJÓN
Varios vecinos consultan la información sobre el proyecto. / PALOMA UCHA/
Varios vecinos consultan la información sobre el proyecto. / PALOMA UCHA

Las tres parroquias se han unido y juntas van a intentar evitar que el futuro gasoducto de la regasificadora de El Musel pase por sus fincas. Vecinos de Cenero, Jove y Veriña acordaron ayer presentar alegaciones similares al trazado de la conducción que llegará hasta Llanera y que, según algunos propietarios afectados, «destrozarán algunas fincas». Representantes de las tres parroquias mantuvieron ayer una reunión en la sede vecinal de Veriña, en la que el abogado de la Federación de Asociaciones de la Zona Rural, Antonio García, les expuso el estado de la tramitación, después de que el proyecto haya quedado exento del estudio de impacto ambiental.

Así las cosas, el siguiente paso es presentar las alegaciones, para lo que tienen de plazo hasta el próximo día 19 de setiembre, tal y como explicó ayer, al término de la reunión, el presidente de la asociación de Veriña, Amancio López. Por eso, algunos afectados adelantaron ya ayer el dinero necesario para cubrir los costes de este trámite. En cualquier caso, miembros de la entidad vecinal estarán a disposición de todos los afectados que así lo soliciten los martes y jueves de las dos próximas semanas, por las tardes, para ayudar en lo necesario en el cumplimiento de los impresos que habrá que presentar.

Los responsables de la infraestructura han defendido desde el principio que tendrá un «impacto mínimo» en las zonas pobladas, aunque está claro que los afectados no están de acuerdo y las protestas no se han hecho esperar, especialmente de propietarios de fincas edificables. Una de las quejas que han lanzado en las últimas semanas y que se repitieron ayer durante la asamblea es que «las expropiaciones han empezado antes de que se apruebe de forma definitiva el proyecto». Por todo ello, las parroquias irán estudiando otras medidas de presión que puedan ejercer.

La asamblea vecinal de ayer comenzó con un minuto de silencio en recuerdo de Andrea, la joven de 20 años fallecida el domingo en Huerces tras la explosión de los voladores de la fiesta, hecho que «ha entristecido a toda la zona rural», dijo Amancio López.