El Fundoma contará con la mayor instalación de biomasa de Asturias

Tres calderas de 1.500 kilovatios de potencia aportarán energía para los siete edificios que formarán el renovado complejo

IDOYA REY| OVIEDO
El Fundoma tiene la instalación del sistema de biomasa en este inmueble, del que salen ya tres chimeneas. / MARIO ROJAS/
El Fundoma tiene la instalación del sistema de biomasa en este inmueble, del que salen ya tres chimeneas. / MARIO ROJAS

Hace tres meses que la Fundación Docente de Mineros Asturianos (FUNDOMA) recibió uno de los diplomas verdes que cada año concede la Agencia Local de la Energía del Nalón (Enernalón) a las instituciones implicadas con las energías renovables. Haciendo honor a su distinción, el nuevo complejo de la fundación, cuya conclusión está prevista para 2009, contará con tres calderas de biomasa, la mayor instalación de este tipo realizada en Asturias. Con una potencia de 1.500 kilovatios, los generadores darán cobertura a los siete edificios que administrará el Principado. Menores, mayores y personas con discapacidad convivirán en el emplazamiento gracias al acuerdo que el patronato firmó hace dos años, con la Consejería de Vivienda y Bienestar Social. Por el mismo, el Gobierno alquilará las nuevas instalaciones durante los próximos 20 años y se encargará de su pleno funcionamiento.

A pesar de que la inversión inicial para el montaje es elevada, la biomasa permite un ahorro mínimo del 50%. Así lo asegura, Alberto del Tío, ingeniero de la empresa Eosolar, encargada de la puesta a punto del sistema del Fundoma. «Este mecanismo no contamina y, aunque ahora se ha puesto de moda, lleva más de 20 años en el mercado centro europeo. En Asturias será la primera instalación con tres calderas de este tipo», corrobora.

Comunidades de vecinos

Desde septiembre de 2006 es obligatorio que cualquier edificación de obra nueva cubra un 30% de sus necesidades de ACS (Agua Caliente Sanitario) por medio de energías renovables. Además, antes de 2012, las comunidades de vecinos deben sustituir las obsoletas calefacciones de carbón, altamente contaminantes.

Ante esta nueva situación, se abren dos posibilidades: instalar acumuladores de gasóleo o gas acompañadas de paneles solares térmicos o invertir en biomasa. En época de crisis económica como la actual, la mayoría de los vecinos de Oviedo han apostado por la opción más barata y en los últimos cinco años se han instalado nueve paneles solares en comunidades de propietarios.

Por el contrario, una urbanización del barrio de Buenavista ha sustituido tres de sus cuatro calderas de gasóleo por dos de biomasa con una potencia total de 4.000 kilovatios. La Cooperativa de Consumo y Servicios Alfonso II es una de las primeras del país que ha apostado por esta opción para abastecer a un vecindario. «En España sólo hay otra comunidad con un sistema de este tamaño. Hemos elegido esta alternativa por el elevado coste del gasóle. Tenemos previsto que el gasto se reduzca hasta un 75% cuándo el equipamiento esté a pleno rendimiento», señala el gerente, Maximino Suárez.

Tras un largo proceso, que se inició a principios de año, la infraestructura ha comenzado a funcionar la pasada semana. Los propietarios verán los resultados desde el primer mes: una reducción de la factura del 10%. Los generadores prestarán servicio de calefacción y agua caliente a 440 viviendas y un gimnasio y evitarán la emisión de 4.500 toneladas anuales de dióxido de carbono a la atmósfera. Además de esta instalación, en el concejo existen otras dos en Siones y San Claudio. En el Principado el número de calderas de biomasa asciende a 80, 45 de ellas instaladas en 2007 y la mayoría pertenecientes a viviendas unifamiliares, establecimientos turísticos y colegios.

Fotos

Vídeos