El Ayuntamiento deniega la exención de tasas a los nuevos edificios del Fundoma

El Orfanato Minero pagará cerca de 230.000 euros en impuestos al municipio por sus tres residencias

G. D. -R.| OVIEDO
Las del nuevo Fundoma. / M. R./
Las del nuevo Fundoma. / M. R.

Las tres residencias que construye la Fundación Docente de Mineros Asturianos (Fundoma) en los terrenos del Orfanato Minero no son de «especial interés o utilidad municipal», sentencia la sección de Gestión de Tributos. Con este argumento, los técnicos rechazan la bonificación de impuestos y exención de tasas que perseguía la entidad para sus nuevas instalaciones.

En términos prácticos, el Ayuntamiento no renuncia a los cerca de 230.000 euros que tendrá que pagar la fundación en concepto de impuesto de construcciones y por las licencias de los tres edificios asistenciales. Tampoco a la bonificación del 95% de la cuota del IBI, la contribución urbana, que el Fundoma pedía al amparo de la Ley de Haciendas Locales.

La sección de Tributos desestimó la solicitud. El argumento de que se trata de residencias que aumentarán en Oviedo el número de plazas del ERA (Establecimientos Residenciales de Asturias, el organismo que gestiona la residencias del Principado) no convenció. «Lo mismo se podría decir de las decenas de proyectos públicos, incluso privados, residencias, guarderías, centros de día, colegios... que se desarrollan en Oviedo sin que ninguno de estos casos se hayan declarado las obras de especial interés o de utilidad municipal», responden los técnicos.

Con la resolución en contra el Fundoma recurrió al Consejo Económico Administrativo, que le dio la razón pero no sobre el fondo del asunto. Se limitó a señalar que la competencia para denegar la exención de impuestos era del Pleno y no podía adoptarse por resolución. Hecho. Hoy la comisión de Economía tomará el acuerdo. No habrá bonificación de impuestos. Tributos no se apiadó ni de los simpáticos nombres de las residencias; Arco Iris, ya acabada, y Trasgu y Trisquel, aún en obras.

La Consejería de Bienestar Social firmó un convenio, hace dos años, por el cual el Fundoma construiría los edificios y el Ejecutivo regional se ocupará y gestionará las instalaciones durante los próximos 20 años, con posibilidad de prórroga. Según el acuerdo, abonará 37.100 euros fijos al mes, más 500,32 por cada plaza.

Fotos

Vídeos