El domingo habrá que retrasar el reloj una hora por el comienzo del horario de invierno

A las tres de la madrugada volverán a ser las dos, y supondrá un ahorro potencial en iluminación en España que puede llegar a representar un 5% del consumo eléctrico

EUROPA PRESS |MADRID
La madrugada de este sábado al domingo se retrasarán los relojes una hora, de modo que a las tres de la madrugada volverán a ser las dos./
La madrugada de este sábado al domingo se retrasarán los relojes una hora, de modo que a las tres de la madrugada volverán a ser las dos.

La madrugada de este sábado al domingo se retrasarán los relojes una hora, de modo que a las tres de la madrugada volverán a ser las dos, finalizando el horario de verano, en cumplimiento de la Directiva Comunitaria que rige el 'Cambio de Hora' y que afecta a los países miembros de la Unión Europea (UE).

El potencial de ahorro en iluminación en España, por el cambio de hora, puede llegar a representar un 5% del consumo eléctrico en iluminación, equivalente a unos 300 millones de euros, según estimaciones del Instituto para la Diversificación y el Ahorro de la Energía (IDAE). Del total de esta cuantía, 90 millones corresponderían al potencial de ahorro de los hogares, mientras que los otros 210 millones se ahorrarían en los edificios del terciario y en la industria.

La directiva europea 'Cambio de Hora' comenzó a aplicarse en 1981 y ha sido renovada cada cuatro años sucesivamente. Desde enero de 2001, el cambio se aplica con carácter indefinido.

Consejos para ahorrar energía

Según informa el Ministerio de Industria en un comunicado, además de esta medida, la eficiencia energética requiere de un comportamiento "racional" a la hora de prescindir de la iluminación artificial y la utilización de tecnologías de ahorro en la luz por aprovechamiento de luz natural.

Entre los consejos para ahorrar energía, Industria aconseja apagar la calefacción por la noche y no encenderla por la mañana, ventilar las habitaciones durante diez minutos, instalar dobles ventanas y mantener la temperatura entre 20 y 22 grados centígrados.

Asimismo, recomienda cerrar aquellos radiadores que no se precisen, instalar burletes y adhesivos en puertas y ventanas, incorporar válvulas termostáticas en los radiadores, no abusar de la calefacción o instalar algún aislante en techos y paredes.