Cubera de plata

La Asociación 'Amigos del Paisaje de Villaviciosa' cumple 25 años de vida en defensa del medio ambiente y el patrimonio histórico-artístico maliayos

LUIS CASO| VILLAVICIOSA
Etelvino González posa frente a la plaza del Güevu. / LUIS CASO/
Etelvino González posa frente a la plaza del Güevu. / LUIS CASO

La Asociación Cubera de Villaviciosa acaba de cumplir 25 años de vida y de labor fructífera en defensa de los objetivos previstos en sus estatutos. Desde su nacimiento el norte de su actividad es «defender el paisaje rural y urbano, apoyando la promoción de edificios de línea tradicional y calidad estética; promocionar la restauración de edificaciones singulares y el patrimonio histórico-artistico de Villaviciosa y concejo, así como evitar cuantas degradaciones vayan dirigidas al campo, la ría y playas». En general, tomar todas las medidas pertinentes para la conservación del medio ambiente

Según su actual presidente, Etelvino González, «la asociación, al proponerse estos fines, no pretende sustituir a los poderes públicos y sus administraciones, sino que se plantea actuar ante éstas en todos sus escalones y ante la opinión publica. Queremos asumir una función educativa».

La Asociación Cubera 'Amigos del Paisaje de Villaviciosa' comenzó a gestarse a principios del verano de 1983. Una asamblea compuesta por 24 miembros -hoy rebasan los 600 socios- eligió como primer presidente del colectivo al pintor y escultor gijonés afincado en Puelles, el ya desaparecido Joaquín Rubio Camín, quien se mantuvo en el cargo hasta 1999. Durante esa etapa, se profundizó en recuperación de edificaciones con relevancia histórica, principalmente en la rehabilitación del complejo monasterial de Valdediós, cuya labor se vio compensada con la concesión del premio al Pueblo Ejemplar de Asturias, entregado personalmente por el Príncipe de Asturias en su visita a Villaviciosa. Este prestigioso galardón fue un acicate, que multiplicó sus actividades y creó el premio a la 'Aldea más guapa', que reconoce a quienes trabajan por la conservación de tradiciones culturales autóctonas del concejo y que desde 2002 se abrió a la Comarca de La Sidra. Igualmente, concede distinciones anuales a aquellas personas o entidades que destaquen por trabajos que vayan en la línea que defiende Cubera.

La asociación tiene su propio órgano de expresión, que es la revista 'Cubera', que lleva editados más de 40 números, además de una colección de una veintena de cuadernos cuya publicación estrella es 'El libro del siglo XX en Villaviciosa', en la que colaboraron decenas de escritores y que relata la evolución del concejo maliayo. El colectivo organiza, asimismo, jornadas con temas monográficos que se publican en los cuadernos, expediciones didácticas a reservas naturales de España y Europa, y se halla integrado en el Foro de la Ría de Villaviciosa.

El pasado viernes conmemoró su 25 aniversario de una forma discreta, dado el momento actual de crisis general, con la colocación de una placa junto a la morera plantada hace unos 70 años que hay en el patio de las escuelas graduadas. Después se organizó la proyección en el teatro Riera del documental 'Una verdad incómoda' de Al Gore, sobre el cambio climático, en un acto presentado por Juan Carlos Abanades.

La próxima semana celebrará asamblea y en la misma se conocerán los galardonados con los premios Cubera 2008.