Caunedo añade a la polémica la conexión laboral entre la mujer de Lastra y Sainz

El PP pide más facturas de los viajes de Marroquín como director del Idepa El concejal anuncia que fiscalizará otros «chiringuitos socialistas», como Asturex

P. A.| OVIEDO
Iglesias Caunedo, ayer en el Ayuntamiento./ M. R./
Iglesias Caunedo, ayer en el Ayuntamiento./ M. R.

El jueves, el director del Idepa, Víctor González Marroquín, anunció que se querellará contra Agustín Iglesias Caunedo por injurias y calumnias. Y horas después, Fernando Lastra, portavoz de los socialistas en la Junta, se citó con los medios de comunicación para pedir públicamente al alcalde que mantuviera «el lodazal» dentro del Ayuntamiento. Ambos ataques tuvieron respuesta ayer.

Con el discurso escrito, Caunedo puso en duda la gestión de Marroquín, sus viajes como «turista del presupuesto», y le emplazó a verse en los tribunales. Pero reservó la mayor parte de sus embestidas para Lastra, «el observador e inspirador, con Javier Fernández, de esta campaña permanente de ataques personales y de intentos de aniquilar a Gabino de Lorenzo».

¿Y por qué se mete Lastra en «el lodazal»? Según Caunedo, porque es fiel a la famosa frase de 'El Padrino': «Nunca te pongas del lado de alguien que vaya contra la familia». O lo que es lo mismo, porque la esposa del socialista trabajaba a las órdenes de Paloma Sainz. «Los sindicatos ya han formulado denuncias sobre los procedimientos utilizados para garantizar que la mujer de Lastra pudiera seguir durante más de ocho años como funcionaria interina en el departamento dirigido por Sainz», espetó.

Por lo tanto, «lo que tiene Lastra es mucha jeta» y le advirtió de que «no vamos a entrar en su juego, ya que, con sus manifestaciones, sólo quiere dispersar la atención».

Próximos pasos

Adelantó que «por el momento» los populares no hablarán de los viajes de Lastra, pero sí pedirán más facturas de los de Marroquín como director del Idepa para comprobar «que es un simple turista del presupuesto». «Estaremos muy atentos al informe que está realizando Sindicatura de Cuentas sobre el instituto, porque viendo la cara de susto de Marroquín puede que sean de escándalo».

El PP también fiscalizará «otros chiringuitos públicos socialistas». El siguiente paso será indagar en Asturex, dijo. «Vamos a ver en qué se van los fondos públicos». Y Oviedo tiene derecho a saberlo «porque aporta más del 30%» de los impuestos del Gobierno regional.

A pesar de ello, el «cerco» continúa: «La ciudad no ve un duro en inversiones». Y como prueba enarboló la última campaña publicitaria de la región, en la que no aparece ni el Museo de Bellas Artes.

El Grupo Municipal Socialista no quiso esperar ni un día para contestar a las críticas del primer teniente del alcalde, que comparó con «un ejercicio esquizoide». Además, criticó el «abandono» al que tiene sometido el alcalde al Ayuntamiento, mientras se ocupa del PP de Asturias.

Fotos

Vídeos