La dinastía de los Emery

El padre del técnico valencianista fue portero del Sporting en los 60 y su abuelo campeón de Copa con el Real Unión

M. R.| GIJÓN
. Alineación más habitual del Sporting en 1962. De izquierda a derecha, Emery, Miranda, Florín, Lariño, Puente y Eraña. Agachados, Lastra, Alberto, Montes, Pocholo y Amengual./ E. C./
. Alineación más habitual del Sporting en 1962. De izquierda a derecha, Emery, Miranda, Florín, Lariño, Puente y Eraña. Agachados, Lastra, Alberto, Montes, Pocholo y Amengual./ E. C.

Unai Emery fue objetivo del Sporting cuando el joven entrenador guipuzcoano dirigía al Lorca. Fue en la primavera de 2006.

El club gijonés buscaba entrenador. Fue antes de que surgiera la opción de Preciado, en el que no se había pensado aún al tener referencia de que era un entrenador con un caché fuera de las posibilidades del Sporting.

En el cuadro técnico, ya dirigido por Emilio de Dios, agradaba el estilo del preparador vasco, con un fútbol alegre, dinámico y vistoso, con el que podría recuperarse la masa social perdida. Además, la fórmula le servía para obtener buenos resultados. Pero su agente avisó a los dirigentes rojiblancos que no insistieran, que ya tenía equipo. El talonario del Almería pudo más. El Sporting estaba aún bajo los efectos de la Ley Concursal y no podía hacer excesos.

Unai Emery fue interior zurdo, de toque técnico, aunque su historial como futbolista no es para deslumbrar. Cinco partidos incompletos en Primera División y un gol al Albacete. El resto en Segunda División o Segunda B, donde cambió las botas por el banquillo, si bien las alternó en el Lorca en su última campaña como jugador en activo.

Como jugador se enfrentó al Sporting tres veces con el Racing de Ferrol, con otros tantos triunfos rojiblancos, y dos con el Leganés, con un empate y una victoria gijonesa. Como entrenador, con el Lorca perdió en Gijón y ganó en el Artés Carrasco y con el Almería salió victorioso en los dos partidos.

Emery pertenece a una legendaria familia de futbolistas de Fuenterrabía. Su abuelo Antonio, apodado 'Pajarito', fue guardameta del Real Unión de Irún, equipo en el que también jugó su tío abuelo Román. En dos ocasiones fue portero del equipo que ganó la Copa de España en 1924 y 1927. Otro tío suyo jugó en el Real Unión y en el Logroñés.

Su padre fue guardameta del Sporting. Juan Emery se incorporó al Sporting procedente del Deportivo, con el que había hecho un buen partido en El Molinón. Antes había jugado en el Real Unión, en dos etapas, Alavés, Burgos y Logroñés. Dejó el Sporting con 32 años, pero se mantuvo en forma hasta los 38, con pasos por el Granada, Recreativo y Jaén.

Juan Emery llegó al Sporting en 1962. Era un guardameta ágil, no muy alto, pero con muchos reflejos. Fue titular en su primera campaña. Un jovencísimo Lombardía y Mamel eran su competencia. Luego, la llegada de Cobo lo dejó en un segundo plano.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos