El club de los cien

Manuel Preciado es el noveno entrenador de la historia del Sporting que llega a dirigir un centenar de encuentros de competiciones oficiales con el primer equipo gijonés

MANUEL ROSETY| GIJÓN
El club de los cien

Manuel Preciado es el noveno entrenador de la historia del Sporting que llega al centenar de partidos en el banquillo.

El técnico montañés, que cumple su tercera temporada en el equipo gijonés, entra en el grupo reducido del 'club de los cien'. Además, tiene posibilidad de superar al finalizar esta temporada los registros de Boskov, Amadeo Sánchez, Molinuevo y Carriega, ya que finalizaría el año futbolístico con otros 26 partidos ligueros, más otros dos de la Copa del Rey, por lo menos.

El más asiduo en el banquillo rojiblanco fue el gijonés José Manuel Díaz Novoa, quien tuvo una vida deportiva muy ligada al Sporting. Primero fue jugador y luego inició su carrera de entrenador en el filial, con el que ascendió de categoría, para alternar el banquillo del primer equipo con la dirección deportiva, además de tener luego otras dos etapas.

Novoa mantiene el récord de partidos dirigidos en el Sporting, aunque como técnico de Primera División supera los 400 encuentro sólo de competición liguera. Los 281 partidos que dirigió al conjunto gijonés es un listón difícil de igualar.

El entrenador que más se acerca al registro del gijonés es Vicente Miera, quien estuvo en el Sporting en dos etapas. En la primera, el cántabro logró el ascenso a Primera División y clasificó por primera vez al equipo para la Copa de la UEFA.

En la etapa de Miera, el equipo rojiblanco practicó un fútbol espectacular, marcado por una delantera formada por Morán, Quini y Ferrero, que tenía el respaldo de un centro del campo con Ciriaco, Joaquín, Mesa y Uría, más los legendarios Redondo y Cundi en los laterales, Doria y Rezza en el centro de la defensa y Castro en la portería. Fue el mejor equipo de la historia del Sporting.

Con Miera, el conjunto rojiblanco le disputó una Liga al Real Madrid y jugó por primera vez una final de la Copa del Rey. En una segunda etapa, ya sin Quini, mantuvo una buena clasificación en la primera campaña, pero no acabó la segunda. En su trayectoria figuran el Oviedo, Espanyol, Atlético, Tenerife y Racing, además de haber sido seleccionador nacional y el técnico que logró el oro olímpico en Barcelona en 1992.

El primero que superó el centenar de partidos en el banquillo fue Amadeo Sánchez. Con el técnico gijonés, el Sporting logró el primer ascenso, en 1944, y el segundo, en 1951. Luego estuvo en otras cuatro etapas, además de ser la opción de recambio de la casa cuando hubo que suplir a algún técnico destituido.

Amadeo, que había sido portero del Sporting en los años 20, tenía fama de ser un técnico paternalista, con buenas ideas tácticas, pero con una idea de grupo que le dio buenos resultados, aunque le tocó una época en la que la concepción de vivir el mundo del fútbol era muy distinta a la actual.

José Luis Molinuevo dirigió al equipo gijonés durante cuatro temporadas, aunque en la última fue destituido y sustituido por Amadeo Sánchez, a cuatro jornadas del final, después de un anómalo partido en Hospitalet, que el equipo gijonés perdió por 4-3, tras ir ganando por 3-1.

Con Molinuevo, el equipo gijonés disputó una promoción de ascenso, contra el Espanyol, sin que pudiera mantener en la Ciudad Condal la ventaja de El Molinón, con un gol de Montes.

El gallego Luis Cid 'Carriega' marcó una etapa en su paso por el Sporting, al aportar un espectacular estilo atacante, con el que logró el ascenso de 1970, en su segunda campaña en Gijón. Siguió otro año y medio en El Molinón, para ser destituido en el último encuentro de la primera vuelta, después de que el Celta nivelara una desventaja de 2-0, en sólo cinco minutos por dos errores de la zaga gijonesa.

Carriega, que había llegado a Gijón procedente del Langreo, empezó a descubrirse como entrenador en Gijón, con un equipo movido por Tati Valdés en el que destacaban Quini y Churruca,

Vujadin Boskov estuvo sólo dos temporadas, pero coincidió en una época en la que el equipo rojiblanco solía llegar a las fases finales de la Copa del Rey, además de sumar partidos con la Copa de la Liga, competición que sólo duró tres años. El yugoslavo será el primero en ser superado por Preciado en la lista, ya que el cántabro lo igualará ante el Atlético.

Ciriaco Cano estuvo en tres etapas en el equipo rojiblanco. En la primera suplió a García Cuervo. Al finalizar la temporada, el equipo se clasificó para jugar la Copa de la UEFA en la última jornada, al ganar en Valencia, con un gol de Luis Enrique. Luego dirigió al equipo diez partidos, tras sustituir a Braojos, sin lograr el ascenso que se había fijado como objetivo. Hace cuatro temporadas volvió a recibir el encargo de dirigir el equipo.

El tercer técnico que dirigió más partidos al Sporting fue Jesús Barrio, quien previamente fue jugador del equipo rojiblanco en el inicio de la década de los años 40. El técnico gijonés fue el protagonista del ascenso de 1957, en el que se consiguió el récord de goles: 107, de los que 46 fueron materializados por Ricardo, cedido por el Valencia.

Barrio, apodado cariñosamente 'el maestrín', profesión que dejó para dedicarse al fútbol, salvó al Sporting en el torneo de Palma y fue el hombre de la casa en situaciones de recambios, como en las destituciones de Mariano Moreno y Pasieguito.

Desde el domingo, Preciado se sumó a la lista de centenarios del banquillo rojiblanco.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos