La Asociación de Veteranos impondrá su insignia de oro a Manuel Vega-Arango

El presidente rojiblanco recibirá el galardón el sábado durante la gala anual de los ex futbolistas

M. ROSETY| GIJÓN
Joaquín, presidente de la Asociaicón, con Alberto y Molinucu, los galardonados en la edición del año pasado. / J. BILBAO/
Joaquín, presidente de la Asociaicón, con Alberto y Molinucu, los galardonados en la edición del año pasado. / J. BILBAO

Manuel Vega-Arango, ex futbolista y presidente del Consejo de Administración del Sporting, recibirá pasado mañana la insignia de oro de la Asociación de Veteranos del club gijonés. Será durante el transcurso de un almuerzo que tendrá lugar en el restaurante Bellavista.

Los Veteranos distinguen cada año a uno de los ex jugadores más antiguos de la historia de equipo rojiblanco. Vega-Arango fue futbolista juvenil entre 1952 y 1956. Ese año subió al primer equipo, con el que disputó su primer partido oficial en competición liguera el 20 de abril de 1958, ante el Valladolid, en El Molinón. En la plantilla rojiblanca permaneció hasta 1963 para finalizar su etapa deportiva en el Universidad, durante una campaña.

Vega-Arango, que en aquella época era conocido deportivamente por Alvaré, su segundo apellido, siempre fue futbolista aficionado y nunca cobró por jugar en el conjunto gijonés.

Durante el tiempo que prestó dedicación al fútbol alternó la actividad deportiva con sus estudios universitarios, a los que en determinadas épocas dio preferencia, por lo que perdió la posibilidad de disputar un mayor número de partidos.

Delantero fino y espigado, con un buen remate de cabeza, Vega-Arango marcó su primer gol con el Sporting al Valencia. Fue en Primera División, a Pesudo, uno de los legendarios porteros de aquella época, suplente de Iríbar en la selección española.

Posteriormente, durante su etapa presidencial, entre 1977 y 1986, el Sporting cosechó los éxitos deportivos más notables, con un subcampeonato liguero, dos finales de la Copa del Rey y las primeras participaciones en la Copa de la UEFA, además de la construcción de la Escuela de Mareo. En 1997 se incorporó al Consejo de Administración del club gijonés, aunque empezó a ejercer en noviembre de 2002, nuevamente como presidente. En esta etapa se vio afectado con un proceso concursal, del que sale adelante, además de haberse producido en su mandato el reciente ascenso.

Vega-Arango fue también el primer presidente de la Liga Profesional y presidió durante siete años la Real Federación de Fútbol del Principado de Asturias, bajo cuyo mandato, la entidad logró en propiedad los locales donde tiene la sede. El homenajeado por los Veteranos posee la insignia de oro y brillantes del Sporting, que se le impuso en 1960, y la medalla de oro al mérito deportivo de la Federación Asturiana, otorgada en 1979.

La Asociación de Veteranos tuvo en cuenta a otros ex jugadores, como Camilo Liz, quien jugó en el equipo gijonés entre 1942 y 1947 y que a sus 88 años reside en Cádiz, y Sansón, delantero que jugó en el Sporting entre 1943 y 1945, quien con 84 años reside en Vigo.

Los galardones de la Asociación de Veteranos empezaron en 1991. Los primeros fueron Antonio Álvarez y Pablo Álvarez, que jugaron en el club gijonés en los años 20. Los siguientes distinguidos fueron Quico Campomanes, Marino, Avilesu, Tinín, Pandiella, Luciano Cifuentes, Jesús Barrio, Montes, Prendes, Pío, Ortiz, Germán, Vigil, Pin, Munárriz, Bachiller, Gayol, Quini, Joaquín, Maca Tuya, Rubio, Juan Díaz Zarracina, Alberto y Molinucu.

En la edición de 1994 también hubo una distinción especial para Vicente Álvarez Areces, entonces alcalde de la ciudad, y al desaparecido Francisco Carantoña, director de EL COMERCIO en aquella época. También se impuso la insignia a Daniel Gutiérrez Granda, tras dejar el Ayuntamiento, y a Rubén, después de proclamarse campeón del mundo sub 20.

Fotos

Vídeos