La madrina del laurel

Los estudiantes del Instituto Doña Jimena dedican un árbol a Paz Fernández Felgueroso por su «amor a la naturaleza»

J. ESCUDERO| GIJÓN
La alcaldesa, entre Elia Criado y la directora del Doña Jimena, Leontina Alonso. /CITOULA/
La alcaldesa, entre Elia Criado y la directora del Doña Jimena, Leontina Alonso. /CITOULA

«Para ti, Paz Fernández Felgueroso, alcaldesa de Gijón, por tu amor a los árboles». Así reza la dedicatoria que los alumnos del Instituto Doña Jimena regalaron ayer a la primera edil junto al amadrinamiento virtual de un laurel situado en la carretera de Villaviciosa para agradecerle el fomento del respeto a la naturaleza en el ámbito urbano. «Las ciudades no dejan de ser una especie artificial construida por los hombres. Es necesario volver a la ciudad un poco más humana y menos artificial», manifestó la directora del centro, Leontina Alonso.

El Doña Jimena es uno de los institutos de toda España que más se preocupa por el medio ambiente. Buena muestra de ello es la web 'Árboles de Gijón', en la que los alumnos de la asignatura Botánica Aplicada, impartida en 4º de ESO, hacen un inventario de las diferentes especies vegetales que existen en las zonas verdes de Gijón.

Este esfuerzo escolar promovido por la profesora Elia Criado fue reconocido en 2006 con el Premio Sociedad de la Información en la categoría de 'Mejor iniciativa pública en Educación'. Asimismo, el Ayuntamiento promovió hace dos años el acceso a esta web en la Feria de Muestras.

Como reconocimiento a su «amor por la naturaleza» y a la plantación de árboles en las calles de la ciudad, los alumnos del Doña Jimena entregaron a Paz Fernández Felgueroso un cuadro en el que aparece la imagen enmarcada del 'Laurus nobilis' y una corona de laureles, que en la tradición romana simbolizaba el triunfo y los honores. En nombre de todos los jóvenes estudiantes, dos alumnos agradecieron a la alcaldesa su compromiso con la naturaleza «a pesar de que los árboles no votan en las elecciones».

«Pocos actos en mis nueve años de alcaldesa me han gustado tanto como éste», afirmó la regidora, que aseguró que en sus reuniones con otros alcaldes presume de la iniciativa promovida en el Instituto Doña Jimena . Asimismo, expresó su deseo de que esta experiencia «sea difundida» por otras ciudades españolas, al tiempo que se comprometió a trasladar la Exposición Natural de Gijón «a las paredes del Doña Jimena».

Protección de los árboles

Paz Fernández Felgueroso adelantó que una fundación ha propuesto al equipo de gobierno plantar árboles teniendo en cuenta la población de la ciudad, aunque todavía falta por establecer esta relación. «Nuestro arco medioambiental se va a enriquecer», expresó la primera edil. Felgueroso recordó a los alumnos que los vegetales ayudan a neutralizar el dióxido de carbono de la atmósfera. «Cada árbol nos protege», añadió.

Por último, la alcaldesa cifró en 3,5 kilómetros cuadrados la extensión de las zonas verdes que hay en Gijón, una superficie que se encuentra repartida por las calles, parques y jardines de la ciudad.