Un tejo de casi 400 años

La fractura del tronco del árbol de Pastur ha dejado al descubierto anillos que permitirán confirmar su edad

I. G.| PASTUR
Trabajos en el árbol de Pastur, ayer. El viento desgajó una de las ramas principales del tejo. / E. C./
Trabajos en el árbol de Pastur, ayer. El viento desgajó una de las ramas principales del tejo. / E. C.

Los daños sufridos por el tejo de Pastur, en Illano, a causa del temporal tendrán su lado positivo: permitirán averiguar su edad. Y es que los anillos que ha dejado al descubierto la fractura del tronco hace pensar que este ejemplar puede tener casi 400 años, lejos de los 200 que se le atribuían: «Su diámetro de 1,5 metros indicaba que tenía 250 ó 300 años, pero en crear los últimos 15 centímetros tardó unos 80 años», explicó el ingeniero de montes de la Consejería de Medio Ambiente, Ángel de Miguel, que anotó que un tejo «puede llegar a vivir mil años, por lo que equivocarse en 75 años es muy fácil».

Esta datación se realizará al tiempo que las labores de restauración de este Monumento Natural, iniciadas ayer. De Miguel detalló que se eliminará la madera afectada por hongos y se aplicará un producto antiparásitos para mejorar su estado sanitario. Además, se realizarán pequeñas podas para «quitar algo de peso de las ramas» y se oxigenará la tierra en la que hunde sus raíces para revitalizarlo porque «no lo damos por muerto», como sí ocurrió con la Fayona de Eiros.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos