El PP llevará a los tribunales la expulsión de Junquera como consejero de la EMA

Los populares, que asistieron al Pleno con carteles de protesta, consideran que la junta general fue nula El PSOE califica las protestas del PP de «espectáculo» y afirma que la destitución del edil ya está decidida

O. ESTEBAN| GIJÓN
El PP llevará a los tribunales la expulsión de Junquera como consejero de la EMA

La política municipal puede acabar de nuevo en los tribunales. La portavoz del PP, Pilar Fernández Pardo, había anunciado que su formación acudiría al juzgado de lo Mercantil si el equipo de gobierno pretendía llevar a efecto la destitución de Eduardo Junquera como consejero de la Empresa Municipal de Aguas (EMA). Y lo cierto es que se llevó a efecto, aunque con la ausencia del PP en la junta general que así lo decidió, basándose en el argumento ya expresado de que Junquera había «usado información interna». Para el Ayuntamiento y la EMA, Junquera ya no forma parte del consejo de administración de la empresa y no será convocado a la próxima reunión.

Así las cosas, todo indica que la polémica por esta decisión no ha finalizado. Especialmente después de que ayer se convirtiera en el tema principal de un Pleno bronco, a pesar de que no estaba en el orden del día. El PP quiso reflejar su malestar y lo escenificó: todos sus ediles, además de una parte del público asistente, desplegaron carteles con el lema 'No a un gobierno que amordaza'. Y todo, puestos en pie. Lo hicieron nada más comenzar la sesión, provocando así la primera discusión de la mañana. La alcaldesa instó a los concejales en varias ocasiones a sentarse, «si no, suspendo el Pleno». Tras unos tensos momentos, los ediles populares se sentaron, pero dejaron sus carteles a la vista durante toda la sesión. De hecho, volvieron a ponerse en pie cuando ya se estaban debatiendo los últimos puntos, aprovechando la presencia en el salón de varios fotógrafos. «Ya están convenientemente fotografiados. Les ruego que se sienten», pidió Paz Fernández Felgueroso.

Y lo cierto es que durante todo el Pleno, intervención a intervención, todo ello fue motivo de comentario. «Este gobierno amordaza al único grupo de la oposición», dijo Fernández Pardo en pleno debate sobre la congelación de los sueldos de concejales y altos cargos. «Vamos a seguir fiscalizando su labor, aunque no nos dejen ni en las empresas municipales ni en el Ayuntamiento». Pardo llevó esa afirmación incluso a La Gaceta: «Obviamente, aniquilan a la posición. Es el exterminio que intentan hacer con la oposición».

Espías

Y, como no podía ser de otra manera, el debate se llevó al ámbito nacional. «De exterminar saben ustedes un rato, incluso a la oposición interna, que les espían con dinero de todos los ciudadanos», terció Santiago Martínez Argüelles.

Cambio de punto del orden del día, pero el mismo tema una y otra vez. Francisco Cubiella tenía que hablar sobre el Consejo Sectorial de Consumo, pero empezó diciendo «como de momento no se me amordaza, voy a dirigirme a todos». Y, por supuesto, Pilar Pintos contestó en los mismos términos. Inquiría después Manuel Pecharromán sobre los hórreos de San Andrés de los Tacones, y lo mismo: «Cada día me parece más complicado hablar libremente».

Sea como fuere, lo cierto es que tras el Pleno llegaba la junta general de la EMA, a la que no asistieron los concejales del PP. Pardo explicó después el motivo. Según ella, la junta fue «nula de pleno derecho, por haber sido convocada por un órgano manifiestamente incompetente». Y es que la junta había sido convocada por la presidenta de la EMA, Dulce Gallego, y según los estatutos de la empresa (modificados en 2007) es el consejo de administración el que debe hacerlo. Por eso, para el PP, Eduardo Junquera sigue siendo consejero a todos los efectos. Lo de ayer, dijo Pardo, fue «una nueva vulneración de los derechos fundamentales de los concejales» y algo «más propio de otros tiempos que de un gobierno que se dice progresista. No nos vamos a callar».

Pero mientras Pardo contaba esto en la sala de prensa, el equipo de gobierno celebraba, en el salón de Plenos, la junta general de la EMA. José María Pérez defendió después que la convocatoria y la celebración se ajustaban a lo que marcan la Ley de Bases de Régimen Local y la Ley de Sociedades Anónimas. A su juicio, todo lo sucedido ayer fue «otro de los espectáculos del PP, de falta de respeto institucional» y aseguró que la junta general no sólo había sido bien convocada, sino que, además, se podía constituir sobre la marcha al estar presentes una tercera parte de los miembros del Pleno. «La decisión está tomada», zanjó.