Una camino muy transitado

<strong>La Ruta de Los Marineros, desde San Agustín a Piedras </strong><strong>Blancas,</strong> reunió a 372 senderistas y cicloturistas

G. W.| PIEDRAS BLANCAS
Senderistas y cicloturistas reponen fuerzas antes de reanudar el camino. / LVA/
Senderistas y cicloturistas reponen fuerzas antes de reanudar el camino. / LVA

La Ruta de Los Marineros estuvo muy transitada. Entre senderistas y cicloturistas, este año, en la edición número once, participaron 372 personas, que contaron con el extraordinario apoyo logístico desplegado por la organización, el grupo Grumar de Castrillón: ocho autobuses, seis todoterrenos, dos trailer, motos, quads..., y medio centenar de voluntarios que se encargaron de la seguridad y los avituallamientos.

La salida se dio en la localidad Praviana de San Agustín, adonde fueron trasladados los participantes en esos ocho autobuses. La caravana se dirigió hacia el Campo de La Burdinga para después de una leve subida, ganar el Campo Chanu Mercao, donde los ciclistas disfrutaron de sus praderías y de sus continuas subidas y bajadas.

Además, el día acompañó, y los excursionistas pudieron disfrutar de bellas vistas de los Valles de Las Luiñas y la rasa costera. Después de bordear el Pico Llan de Cuberl, se regresó al punto de partida para poner rumbo al área de La Peñona y descender después al pueblo de Soma, punto de avituallamiento para senderistas y cicloturistas.

La segunda parte del recurrido transcurrió por la zona de Los Cabos, hasta coronas, tras algunos repechos, el área recreativa de Monteagudo, que ofrece una buena panorámica del río Nalón en su desembocadura. Para cruzarlo, la organización escogió el nuevo puente colgante que une Santianes con la veiga de Peñaullán, y desde allí dirigirse, por la ruta del agua, hasta Llodares.

Desde ahí sólo quedaba descender a Piedras Blancas para dirigirse al polideportivo y disfrutar de la espicha final, después de 19 kilómetros de caminata y, en el caso de los cicloturistas, de pedalear 73 kilómetros.

Como es tradición, se entregaron recuerdos a los participantes y trofeos a los clubes más numeroso y más lejanos, que en ciclismo resultó, en ambos casos, el Mamoth, de Madrid, mientras que en senderismo fue el Corvera, así como a los cicloturistas y senderistas más jóvenes y veteranos (Leopoldo Figueras/Borja Díaz y Clara Berta Álvarez/Izán García. Tras el éxito, el Grumar ya prepara la próxima edición.

Fotos

Vídeos