Alonso sorprende en los libres

El asturiano hizo el segundo mejor crono, aunque dice que en la clasificación será diferente

ÁLEX SANTOS| ESTAMBUL
Alonso, ayer, en la segunda sesión de los entrenamientos libres. / REUTERS/
Alonso, ayer, en la segunda sesión de los entrenamientos libres. / REUTERS

Su coche va como un tiro en Estambul, pero Fernando Alonso le saca emoción y pasión a esa vuelta endiablada que le llevó ayer a ser el segundo más rápido, porque sabe que, además de descargado de gasolina, el resto de rivales no está por la labor el viernes.

Alonso conoce más que nadie que su coche no está para fiestas, aunque, cuando existe motivo para darse alguna, bien sea en las sesiones de entrenamiento, es el primero en aguar el vino y restarle cualquier relevancia a su logro, porque este no es el Renault ni se dan las circunstancias que hace años le llevaron a lograr dos veces el mundial de la F-1.

Ayer bajó el crono (1:28.847) hasta situarlo a seis milésimas del más rápido, el finlandés Heikki Kovalainen (McLaren MP4-24), pero se apresuró a recordar que había rodado con menos gasolina, que el mejor tiempo lo obtuvo con neumáticos blandos y que las mejoras aerodinámicas que se le han montado al Renault no han dado resultado, como la supuesta mejora que debía experimentar el nuevo alerón delantero, que probó por la mañana y por la tarde fue retirado.

«Los tiempos no son nada representativos, ya que sólo probamos cosillas. En la clasificación, será completamente diferente y no creo que vaya a cambiar mucho respecto a las últimas carreras», pronosticó el piloto al final de la jornada. Y desveló que usarán el alerón antiguo en la carrera.

Eso sí, el asturiano está convencido de que Ferrari, Red Bull y Brawn «irán mucho más rápido, porque hoy (por ayer) estaban probando cosas».

Pese a la situación, Alonso no deja de reivindicarse y de mostrar que lo que hace tiene mérito, como cuando se preguntó si no se aburre de estar en este grupo de tierra de nadie. «Si no estuviese en estas posiciones, estaría en casa o corriendo las GP2. Y soy uno de los veinte privilegiados que corre aquí y no quedo tan último como parece. Me divierto igualmente. Hago todo lo que puedo. En la crono hay también una lucha con tu compañero, donde llevo año y pico por delante. Además Nelsinho ganó aquí en 2006 en las GP2. Por lo tanto, no es que gane a un cojo, como parece que la gente tiene la impresión a veces», dijo algo irónico.