Jaime Uz en Arbidel

G. F. B. RIBADESELLA
Jaime Uz en Arbidel

En el número uno de la riosellana calle Oscura, abre hoy sus puertas el restaurante Arbidel, gestionado por el cocinero Jaime Uz Díaz. Es un hombre joven, que ya cuenta con doce años de experiencia en los fogones. Como principal tarjeta de presentación exhibe los cuatro años que pasó con Martín Berasategui en los restaurantes guipuzcoanos Kurssal y Larzabal. Y otros tres en el Zuberoa.

A su familia siempre le atrajo la culinaria, de hecho «mi bisabuelo José era chocolatero en Mondoñedo». De su nueva aventura en solitario valora «la importancia de establecerme por mi cuenta, en un local atractivo, desde el que me siento capacitado para ofrecer una buena cocina a precios competitivos».

Durante todo el año va a presentar «dos menús fijos de degustación, con cinco platos y dos postres», adaptando la propuesta a las posibilidades del mercado en cada estación. ¿Los precios? «Entre 23 y 25 euros», responde Uz.

En la carta, donde además de palabras se esconden el alma, corazón y vida de Jaime, las ofertas giran en torno a cuatro apartados: «Entradas, arroces, pescados y carnes», sin olvidar los postres y la tabla de quesos astures. De los arroces aconseja las elaboraciones «con crustáceos o con pitu de caleya». En los pescados se decanta por «todo lo del día, con cuatro referencias: pixín, merluza, bacalao y bonito». Y de las carnes propone «chuletón de buey, cachopo y carrilleras».