Jeffrey regresa al Marino tras pasar por el Sporting, Madrid y Barcelona

El jugador holandés regresa al equipo gozoniego después de siete temporadas

J. RODRÍGUEZ| LUANCO
Jeffrey con Luis Gallego. / RAFA GONZÁLEZ/
Jeffrey con Luis Gallego. / RAFA GONZÁLEZ

Jeffrey Hoogervorst (23 de octubre de 1984, Amsterdan) es el nuevo jugador del Marino de Luanco, presentado ayer en las instalaciones de Miramar por el presidente Luis Gallego y el técnico Rogelio García.

Hace siete temporadas, Jeffrey jugó con el conjunto azul como cedido por el Sporting, y ahora con veinticuatro años, regresa evidenciando una mayor madurez. «Estuve catorce meses, tras romper el adductor en Barcelona, sin poder jugar al fútbol y eso me desesperaba», explicaba el espigado jugador holandés, que reconocía: «Ahora tengo un hijo y quiero responder en el Marino para volver más adelante al fútbol profesional».

Con respecto a su fichaje por el conjunto luanquín señaló que «aquí siempre me han tratado bien y ahora sé que el objetivo es quedar campeones de grupo, porque es beneficioso de cara a intentar el ascenso y por mi parte estoy entrenándome en solitario con las indicaciones del preparador físico Dani Alonso, y todos los días a las ocho de la mañana salgo a correr y lo complemento con sesiones en el gimnasio».

Tras dejar el Marino regresó al Sporting, más tarde fichó por el Real Madrid, jugando en su filial y posteriormen el del Barcelona. «En el Madrid no jugaba y sí lo hice en el Barcelona B, donde conocí a Guardiola, que es un entrenador firme, serio y que sabe perfectamente cómo hacer las cosas. La prueba de ello es lo que ha conseguido este año con el primer equipo del Barcelona».

Jeffrey se lamentó no haber podido seguir en ese club y reconocía haber tenido «mala suerte, porque en la pretemporada se me rompió el adductor tras haber jugado titular en la anterior y aunque tenía ofertas para jugar en Suiza, Guardiola me convenció para que me quedase en el equipo filial».

Con este mes que está entrenándose en solitario espera poder llegar con una correcta «puesta a punto al inicio de la pretemporada, que será mucho más ameno, porque ahora está siendo duro, pero es necesario». El jugador ha cogido algún kilo de más, pero «los perderé con facilidad». Regresa a Luanco después de muchas experiencias de las que «he aprendido mucho».

Luis Gallego y Rogelio García se desplazarán este fin de semana a Panes para acabar de poner a punto todas las cosas para que el equipo pueda realizar el stage de pretemporada que volverá a repetir una temporada más en el inicio de los entrenamientos.

Fotos

Vídeos