La Factoría Cultural tendrá salas de ensayo, investigación, talleres y un estudio de grabación

La construcción de los nuevos espacios artísticos en las naves de la antigua Confecciones Camino requerirá una inversión de 1,9 millones La Concejalía de Cultura espera que el próximo mes de septiembre puedan dar comienzo las obras y estén finalizadas en un año

YOLANDA DE LUIS| AVILÉS
La imagen virtual de las naves de la antigua fábrica de Confecciones Camino convertidas en la nueva Factoría Cultural. / LVA/
La imagen virtual de las naves de la antigua fábrica de Confecciones Camino convertidas en la nueva Factoría Cultural. / LVA

El proyecto técnico de la Factoría Cultural, en las antiguas naves de la fábrica de Confecciones Camino en El Carbayedo, está concluido y el Ayuntamiento ha comenzado los trámites para la contratación de las obras. Ahora en la zona se construye la Escuela de Cerámica, que será el corazón de este nuevo espacio cultural, y en septiembre darán comienzo los trabajos en las naves adyacentes.

La nueva distribución de las dos naves, diseñadas por el arquitecto municipal Aitor López Galilea, incluye cuatro salas de ensayo con diferente espacio de trabajo, un estudio de grabación, un centro de documentación, una sala multidisciplinar con 217 metros cuadrados y cuatro talleres.

Este nuevo espacio estará unido a la Escuela de Cerámica, desde donde se accederá a las dos naves. La Factoría Cultural contará con dos plantas de altura, ya que en una de las naves se construirá un altillo, ya que disponen de espacio suficiente para ello sin tener que realizar reformas en la cubierta.

El concejal de Cultura, Román Antonio Álvarez, espera que el próximo mes de septiembre puedan estar contratadas las obras, con un presupuesto de 1,1 millones de euros para esta fase del proyecto, que se completará con la inversión de 800.000 euros para rematar el destino de la zona ideada ahora como sala multidisciplinar, pero que puede tener un nuevo uso si así se demanda en el momento en que la Factoría Cultural inicie su actividad.

Eso se podía producir en septiembre del próximo año. Entonces, los artistas avilesinos de distintas disciplinas contarán en pleno corazón de Avilés con cuatro talleres para trabajar con un espacio cada uno de algo más de 53 metros cuadrados. Además, tendrán cuatro salas de ensayo con distintas dimensiones, pensadas para disciplinas tan diferentes como el teatro o la música. Una de ellas dispondrá de algo más de 62 metros cuadrados y otra de 41 metros cuadrados. Las otras dos tendrán casi veinte metros cuadrados.

Investigación

En total, la Factoría Cultura contará con 1.110 metros cuadrados. Las zonas de mayor dimensión son las que se destinan a centro de documentación, pensado para los artistas, y la sala multidisciplinar ideada inicialmente como una gran caja escénica. El espacio destinado a la investigación estará situado en la planta baja y tendrá casi 80 metros cuadrados, lo que permitirá contar con una biblioteca especializada y también con espacio para que los artistas puedan trabajar en sus obras.

En la Factoría Cultural habrá zonas destinadas a taquillas y a almacén en la que los artistas podrán depositar tanto los materiales como los equipos que necesiten para llevar a cabo sus trabajos.

Atendiendo al número de metros cuadrados, el espacio de mayor dimensión es el que se destinará a la sala multidisciplinar, 217 metros cuadrados. En esta primera fase de desarrollo del proyecto se dejará abierto, pero en una segunda podría convertirse en una caja escénica con la iluminación y el sonido necesario para realizar trabajos relacionados con la televisión, el cine o el teatro.

La antigua fábrica de Confecciones Camino pasó a ser municipal a través del denominado convenio Melca, relacionado con la construcción en la zona que ocupaba el antiguo Hotel Avilés, en la Residencia de Ingenieros.

Inicialmente se pensó la construcción allí de la Escuela de Restauración, que ahora ocupa aulas y talleres en el Centro de Formación Integral de Valliniello. Sin embargo, con el proyecto de la Consejería de Educación de reunificar las dos especialidades de la Escuela Superior de Arte en un nuevo edificio en el entorno del Centro Niemeyer, se pensó que esta antigua fábrica podría acoger unas nuevas instalaciones para la Escuela de Cerámica y para talleres artísticos.

La entrada en juego de los Fondos del Estado ha permitido acelerar el proyecto, que inicialmente se iba a desarrollar a lo largo del mandato a cargo del presupuesto municipal. Ahora, con esos fondos se construye la Escuela que estará finalizada en diciembre y con el presupuesto municipal y 290.000 euros de subvención del Injuve se hará la Factoría que estará concluida en septiembre de 2010.