Internet se salva de la crisis

Expertos en la red coinciden en apuntar que la coyuntura económica no hace tanta mella en su sector

ROCÍO GARCÍA
De izquierda a derecha, Miguel Artime, Raúl Ordóñez, Dioni Nespral, Mario Tascón y Ángel María Herrera. /JOAQUÍN BILBAO/
De izquierda a derecha, Miguel Artime, Raúl Ordóñez, Dioni Nespral, Mario Tascón y Ángel María Herrera. /JOAQUÍN BILBAO

La crisis es una oportunidad. «No ayuda a nadie, pero puede no perjudicarte porque, por ejemplo, te facilita comprar más barato». Este mensaje positivo fue lanzado ayer por Mario Tascón, cofundador de La Información y uno de los ponentes de la mesa redonda '¿Internet en tiempos de crisis' incluida en el programa de Internet Meeting Point. El resto de contertulios coincidieron en esta postura, como Ángel María Herrera, socio del sistema de publicación 'on line' Bubok, que cree que «estamos en el momento de la famosa oportunidad; es el mejor, pero aun así no es fácil montar un negocio en internet», reconoció. De lo que sí se mostró seguro es de que ahora tienen más cabida que nunca «proyectos originales e interesantes. Internet es un potenciador genial de las oportunidades», concluyó.

Sin ser tan positivo, Raúl Ordóñez, de Bitácoras.com, apoyó la moción: «Internet no aporta nada a la crisis, en todo caso, ayuda a escapar de ella». De lo que sí se mostró convencido es de que la red es un acelerador de negocio, «lo que en otros sectores tardan tres meses aquí son tres semanas».

El propio moderador de la mesa, Dioni Nespral, apuntó en la misma dirección afirmando que «hay muchas empresas que han nacido en la crisis. Internet permite que estas nuevas iniciativas crezcan».

Herrera también asumió la idea de que «han cambiado las reglas del juego», lo que obliga a competir «en capacidad de innovar, porque no podemos hacerlo en costes con India o China».

Aunque no todo son ventajas. Tascón reconocía que «la experiencia ha sido más intensa» en este período de mala coyuntura económica «porque nos ha obligado a hacer más trabajo». El periodista aprovechó su intervención para la autocrítica al asegurar que «el nuestro no es el internet de la gente normal», lo que precisa la ruptura de la tan mencionada brecha digital.

Educación, clave del futuro

Uno de los últimos temas propuestos a debate se centró en cómo será internet en el futuro. «¿Cómo puede afectar a los medios tradicionales que cualquiera pueda sacar la foto de un accidente y enviarla al momento a una página de internet?», se preguntó Miguel Artime, de Maikelnai's Blog. «Es evidente que la prensa ha cambiado», le respondió el propio Tascón. Herrera utilizó un ejemplo para dar a entender a los demás hasta qué punto la tecnología avanza a una velocidad de vértigo: «Mi sobrino de dos años está acostumbrado al iPhone de mi cuñado y no entiende que mi Nokia no se pueda manejar con los dedos», algo de lo que se constata, según él, que «nadie asumirá que todo no esté conectado a internet, igual que esperas que de un grifo salga agua».

Ordóñez concluyó resumiendo que «se dibuja un panorama futurista del que los que estamos aquí no nos sentimos tan lejos, pero si se lo enseñamos a un agricultor pensaría que no ocurrirá hasta dentro de tres siglos». ¿Qué hacer? «Enseñar y dar a conocer la importancia de la vida conectada a toda la sociedad», esfuerzo donde juega un papel clave la educación.