El Palacio de Justicia de Oviedo costará 190 millones

El Principado presenta «una propuesta» con seis plantas Arrendará durante 30 años un edificio que espera iniciar este año

DAVID REMARTÍNEZ | OVIEDO

Todo esto comenzó hace tiempo, hace una década. En 1999, el alcalde de Oviedo, Gabino de Lorenzo, se propuso construir tres palacios: un Palacio de los Niños en el parque de Invierno, ya en funcionamiento; un Palacio de Congresos en Buenavista, a medio edificar y sin fecha de apertura aún; y un Palacio de las Artes en El Vasco, que tras muchos cambios será un Palacio de Justicia pagado por el Principado.

El coste final ascenderá a 190 millones de euros, según anunció ayer el Gobierno regional: 179 por el solar, más 14 por el subsuelo, o sea las dos plantas de aparcamiento construidas por Jovellanos XXI y cuya obra está abandonada. Desglosado: 2.945 euros por metro cuadrado en el palacio, y 700 por metro en los sótanos. «Precios razonables y asequibles», a juicio del Principado.

La empresa beneficiaria, propiedad de Pepe Cosmen y Alberto Lago, disfruta desde ayer de sendos acuerdos con las dos administraciones. Por un lado, el Principado le da salida a un terreno, el que saluda a la ciudad desde la autopista 'Y'. Lo recibió en 2001 y se lo compró al Ayuntamiento por seis millones en 2006. Tenía que edificar un proyecto de Santiago Calatrava, frustrado en sus sucesivos diseños hasta detenerse los trabajos hace dos años.

Por otro lado, el Ayuntamiento mantiene el permiso para que la empresa construya viviendas en los terrenos donde ahora irá un Palacio de Justicia. Aunque, por ahora, se desconoce cuántos pisos serán.

El Palacio, en teoría «una propuesta», se presentó ayer con toda la ceremonia política posible en la sede de la Audiencia provincial: María José Ramos, consejera de de Justicia; Jaime Rabanal, consejero de Economía; el presidente del Tribunal Superior de Justicia de la región, Ignacio Vidau; y el director general de Patrimonio de Hacienda, Javier Uría de la Fuente, dieron una rueda de prensa con cifras y fotos.

También asistieron el fiscal provincial, Gerardo Herrero, el presidente de la Audiencia, José Ignacio Álvarez, la jueza decana de Oviedo, Pilar Martínez Ceyanes, el decano de los Abogados ovetenses, Enrique Valdés Joglar, y el de los Procuradores, Ángel García-Cosío, entre otros.

No en vano, «con este acuerdo se abre la puerta al proyecto de mayor alcance de esta legislatura», un proyecto «que dará respuesta a las necesidades actuales y próximas durante los siguientes 15 o 20 años», según ensalzó Ramos. El Gobierno regional «adquirirá en arrendamiento el complejo judicial» por un periodo máximo de 30 años, tras los cuales será de propiedad regional.

Los datos resaltados

Desde el inicio de la idea, en febrero de este año, el Principado ha filtrado matices a algún medio, estrategia que mantiene porque considerará útil en alguna medida. Ayer, de forma abiertamente pública, mostró las infografías del posible edificio, dibujos que, oficialmente, carecen de un autor concreto. «Son dos personas que trabajan para Jovellanos XXI, que han trabajado con el equipo de arquitectos de Patrimonio, entre ellos Pedro Fernández Herrero y Javier Uría», apuntó ayer la Consejería de Justicia.

En la rueda de prensa, los datos y argumentos que destacó Ramos son los siguientes. Primero, el nuevo palacio concentrará los juzgados y oficinas ahora dispersos. Los llevará a un edificio de seis plantas (que «pueden llegar a siete») levantado sobre 10.000 metros cuadrados de una parcela de 15.477. Sobre ellos habilitará en altura 60.000 metros para 46 organismos, que hoy ocupan a su vez 25.500 metros en locales propios y arrendados.

Así, el Principado ganará «un 153% de espacio». Aparte quedarán las sedes institucionales del TSJA y de la Audiencia, que permanecerán en sus palacios actuales (Camposagrado y Valdecarzana) de Porlier. Ramos insistió en que el palacio también servirá»a los ayuntamientos de Ribera de Arriba, Riosa, Las Regueras y Santo Adriano».

A cambio, pagará 190 millones de dinero público, pero se ahorrará «un coste anual de 710.000 euros», o lo que abona por dichos locales dispersos. La obra «generará riqueza e impulsará 300 empleos directos y 600 indirectos» -supuestamente en el sector de la construcción-, según subraya la nota de prensa.

Una vez acabado, allí trabajarán «700 profesionales», en un edificio que «dará servicio a 240.000 asturianos y asturianas» y que dispondrá de 20.000 metros cuadrados para «archivos de la Administración General del Principado», o sea las plantas de aparcamiento a medio construir.

Sobre el comienzo de la obra, rabanal indicó que «primero hay que conseguir la licencia, y al cabo de tres meses iniciar los trabajos, con una duración de 30 meses. esperemos que empiecen a finales de año», confió.

Fotos

Vídeos