José Ángel se cuelga la medalla de oro en la final de los Juegos del Mediterráneo

R. D.| GIJÓN

José Ángel se colgó ayer por la noche la medalla de oro de los Juegos del Mediterráneo tras imponerse con la selección española a Italia, la anfitriona, en una final apasionante por dos goles a uno, pero en la que necesitó de la fortuna de un tanto en propia puerta de los locales en el tiempo de prolongación.

El encuentro, que había sido modificado de su horario inicial -estaba previsto para hoy a las 15 horas-, había despertado una gran expectación en el país transalpino, que tuvo que conformarse con ver a su selección colgarse la medalla de plata.

España empujó mucho desde el inicio, con ocasiones claras para Nsue, Jordi Alba y el madridista Parejo, pero hubo que esperar hasta la segunda parte para ver el primer gol. El mejor juego de la selección española encontró la recompensa en un disparo del propio Nsue que, tras rozar en un defensa italiano, acabó dentro de la portería.

Mustacchio empató para la los transalpinos y todo hacía presagiar que el encuentro llegaría a la prórroga, pero Calderoni desvió, de forma involuntaria, un centro al fondo de la red.

Francia, en semifinales

En las semifinales, España se había deshecho de Francia por dos goles a uno. Nsue abría la cuenta y en la reanudación llegaba el segundo gol para el equipo de Luis Milla, por medio de Laguardia, una ventaja que se mantuvo hasta el tramo final del encuentro en el que los franceses acortaron distancias a través de Tabanou.

De esta forma, el futbolista de Roces, que jugó todo el partido, reedita el éxito conseguido hace cuatro años por Javi Fuego, quien también logró alzarse con la medalla de oro

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos