El PP exige al Gobierno que retire las torres de alta tensión de Redes

Ovidio Sánchez recuerda que la UE ordenó desmantelar las estructuras, que llevan 20 años en terrenos del parque

M. VARELA| PUERTO DE TARNA
El presidente del PP regional, Ovidio Sánchez (en el centro), ayer, en el parque de Redes. / J. M. PARDO/
El presidente del PP regional, Ovidio Sánchez (en el centro), ayer, en el parque de Redes. / J. M. PARDO

El presidente del Partido Popular en Asturias, Ovidio Sánchez, visitó ayer el parque natural de Redes, en los concejos de Caso y Sobrescobio, donde exigió a los Gobiernos central y regional que «obliguen a Red Eléctrica Española (REE) a que retire las torretas de alta tensión del primer trazado de la línea Sama-Velilla». El líder de los populares asturianos manifestó que «es incomprensible que un parque natural esté dañado por unas torres que no sirven para nada y que no se esté haciendo nada para recuperar por completo su belleza natural».

Las torres «llevan colocadas y sin uso más de veinte años», a pesar de que el trazado ha sido descartado para la evacuación de la energía eléctrica desde Asturias hasta León. El máximo mandatario popular argumentó que «la línea fue paralizada desde la Unión Europea, que ordenó desmantelar y eliminar estas torres» por lo que considera que Red Eléctrica «no tiene disculpas. Debe acometer la eliminación de las torres de forma inmediata».

Ante esta «incomprensible situación de dejadez», los populares han presentado a la mesa de la Junta General del Principado una proposición no de ley en la que instan al Consejo de Gobierno a dirigirse al Ejecutivo central «con el fin de que éste exija a REE, titular de las torres, el desmontaje y la retirada de las mismas».

Además Sánchez, como senador del PP, preguntará al ministro de Industria, Turismo y Comercio, Miguel Sebastián, «cuándo decidirá el Gobierno ordenar el desmontaje y la retirada de las torres».

Sánchez también se refirió a la decisión de REE de construir el nuevo trazado eléctrico Sama-Velilla por el municipio de Aller afirmando que «tiene la suficiente infraestructura para estudiar nuevos trazados y tener en cuenta la importante oposición vecinal y política al trazado, tanto en Asturias como en León». El presidente del PP recomendó a REE que «aplique el sentido común y no dañe el medio ambiente».

Entre estas opciones estaría el soterramiento de la línea, rechazada siempre desde REE ya que multiplicaría por veinte el presupuesto global del proyecto. La línea tiene 25.000 alegaciones que podrían obligar a realizar cambios puntuales. Sin embargo, pese a esta oposición, desde REE mantienen 2011 como la fecha prevista para la entrada en servicio del polémico tendido. Estas previsiones apuntan a que las obras podrían iniciarse el próximo año.

Fotos

Vídeos