El Gijón Baloncesto inicia la liquidación

"Y aquí se acabó". El consejo de administración del Gijón ve imposible afrontar la falta de recursos para competir en LEB Plata

FRANCISCO ÁLVAREZ| GIJÓN
De izquierda a derecha, Rafael López (vicepresidente), Carlos Díaz (secretario), Javier Margolles (presidente) y Javier Tamargo (consejero de asuntos económicos), ayer en el Palacio de Deportes. / JOAQUÍN PAÑEDA/
De izquierda a derecha, Rafael López (vicepresidente), Carlos Díaz (secretario), Javier Margolles (presidente) y Javier Tamargo (consejero de asuntos económicos), ayer en el Palacio de Deportes. / JOAQUÍN PAÑEDA

«Y aquí se acabó». El presidente del Gijón Baloncesto clausuró ayer con esa lacónica frase la rueda de prensa y 27 años de historia del club más representativo del deporte de la canasta en Asturias. Javier Margolles y sus tres compañeros en el consejo de administración comparecieron en el Palacio de Deportes para oficializar los peores pronósticos. El Gijón Baloncesto Sociedad Anónima Deportiva da por iniciado su proceso de disolución tras no alcanzar los recursos necesarios para competir la próxima temporada en la LEB Plata.

«Hace un año tomamos las riendas del club y este año ha resultado muy complicado, hasta el punto de que no estamos en condiciones de salir a competir en la LEB Plata. No hay dinero para ello», señaló Carlos Díaz, secretario del consejo de administración, quien explicó que el plan de viabilidad económica estaba supeditado a la subvención del Ayuntamiento de Gijón, las cuotas de los socios y los patrocinios privados y del Principado. No obstante, la Administración autonómica «no respetó lo que habíamos acordado verbalmente».

El portavoz del consejo aseguró que la cantidad inicialmente ofrecida por el Principado, de 175.000 euros más el IVA, fue rebajada en 15.000 euros, hasta los 160.000, pero se garantizaba por un periodo de tres años. El problema, según los dirigentes del Gijón, es que la Administración autonómica ha modificado el sistema de pago, que ha pasado de abonos semestrales a desembolsos mensuales a partir de agosto: «Si hubiésemos cobrado, según lo acordado con el Principado, la primera parte del patrocinio, unido a las cuotas de socios, habríamos podido afrontar las tasas para salir a competir en la LEB Plata la próxima temporada».

Así las cosas, anuncia el consejo, «el objeto de existencia del club desaparece, porque no podemos competir en una liga profesional y esto nos deja sin producto que vender para los patrocinadores y nos aboca a la desaparición. La única salida es la liquidación del club por la vía del concurso de acreedores, porque no hay ninguna entidad financiera dispuesta a prestarnos el dinero necesario para el aval».

Sin patrocinador principal

La búsqueda de un patrocinador principal en una situación de crisis económica aguda y generalizada no ha dado resultados, pese a que hubo contactos con una empresa que en principio se mostró receptiva a realizar un importante desembolso. De 98.000 euros ingresados por tal concepto en la campaña anterior se ha caído hasta los 20.000 euros, aunque los gestores del Gijón Baloncesto aseguran que «en este ejercicio el club ha sido rentable. Lo que nos está comiendo es la deuda de ejercicios anteriores, que asciende a los dos millones y medio de euros». En tal sentido, responsabilizan a sus predecesores al frente de la entidad, puesto que «nuestra intención cuando accedimos al consejo era realizar una auditoría, pero nos encontramos con que no había en el club soporte documental prácticamente para nada».

Por el contrario, resaltaron que «el Ayuntamiento siempre se mostró muy receptivo y sólo tenemos buenas palabras para él».

Margolles, que intervino únicamente para cerrar la comparecencia, agradeció «el apoyo de los medios de comunicación durante toda la temporada y el trabajo de mis tres consejeros, que han trabajado día y noche, a veces muy solos». «Me importa un pimiento que me creáis o no, pero para mí hoy es un día muy duro», concluyó.

Fotos

Vídeos