El Gobierno apuesta por los centros de día

De las 1.057 plazas disponibles sólo están ocupadas 900, por lo que ha iniciado una campaña de captación La lista de espera para ingresar en una residencia es de 1.537 personas, un centenar menos que en 2008

MARCO MENÉNDEZ| GIJÓN
Álvaro Muñiz, director de la Feria, recibe a Noemí Martín y Alejandro Suárez a la puerta del recinto. / ÁLEX PIÑA/
Álvaro Muñiz, director de la Feria, recibe a Noemí Martín y Alejandro Suárez a la puerta del recinto. / ÁLEX PIÑA

La consejería de Bienestar Social y Vivienda está dispuesta a rentabilizar al máximo los recursos con los que cuenta y para ello ha puesto en marcha una campaña que tiene como objetivo ocupar al máximo las plazas de centros de día para personas dependientes con los que cuenta la región. Según informó ayer la consejera, Noemí Martín, «queremos que los asturianos conozcan los servicios que ofrecemos, porque hay una atención profesional en mejores condiciones y calidad que si atiende a la persona su familia o su entorno más próximo».

De las 1.057 plazas de centros de día disponibles -424 dependientes del organismo Establecimientos Residenciales de Ancianos (ERA) y 633 de la Dirección General de Atención a Mayores-, sólo están ocupadas unas 900. El director general, Alejandro Suárez, aseguró que «los centros de día establecen una atención compatible con la vida de la persona en familia. No sólo se atiende la dignidad de la persona, sino que se trabaja en prevenir el incremento de la dependencia, con tratamientos físicos y psicológicos».

7.000 trípticos

Para aumentar el conocimiento de la sociedad de estos centros de día, la consejería repartirá 7.000 trípticos informativos tanto entre el recinto de la Feria Internacional de Muestras de Asturias (Fidma), como en los diferentes servicios asistenciales con los que cuenta en la región.

La consejera hizo ayer en la Fidma, coincidiendo con la celebración del Día de la Tercera Edad, un balance del funcionamiento del ERA durante los primeros siete meses del año. La realidad es dura, pues aún hay 1.537 personas en lista de espera para ingresar en una residencia, si bien las solicitudes presentadas durante este periodo llegó a las 1.850.

Noemí Martín indicó que «estamos centrando nuestros esfuerzos en ampliar la red pública y privada de servicios que den respuesta a la demanda de una población cada vez más envejecida, ya que se tiene una mayor calidad de vida. Somos conscientes de que hay que hacer un esfuerzo muy importante».

Nuevas residencias

Por eso, durante el segundo semestre de este año se pondrán en marcha nuevos centros residenciales públicos en Siero, Oviedo y el Fundoma, mientras que para el primer trimestre de 2010 están previstos nuevos equipamientos en Gijón, Tineo, Teverga y Quirós. También existen proyectos para construir centros residenciales en Avilés, Castrillón y Cangas del Narcea. Estas instalaciones se acometen porque, según la consejera, «queremos crear un 50% de más según el acuerdo de concertación social y de acuerdo con la Ley de Dependencia».

Precisamente, la puesta en marcha de esta ley está planteando no pocas dificultades, pero Noemí Martín aseguró que «tenemos el compromiso de desarrollarla plenamente. El periodo para que entre en vigor es de ocho años, de los que ya han pasado dos, pero tenemos que garantizar la financiación, pues supone un gasto público muy importante».

La Consejería de Bienestar Social y Vivienda tiene además el reto de acortar los plazos de espera en el proceso de tramitación de las ayudas. Ahora están por encima del año y el objetivo es que no lleguen a los seis meses. Martín está convencida de que «la filosofía de la ley se cumplirá, pero costará trabajo, tiempo y un cambio de mentalidad de los beneficiarios, para que se prioricen los servicios por encima de las prestaciones económicas, y que ahora están al 50%. El objetivo es que las prestaciones sean una excepción», remarcó la consejera.

Fotos

Vídeos