Coloquios femeninos

La Asociación Empresa Mujer convocó a sus afiliadas a una cena de verano en Gijón Empleadas de notarías y hosteleras del barrio de El Carmen también compartieron mantel

CARMEN DEL SOTO
Las empresarias asturianas que pertenecen a la Asociación Empresa Mujer (ASEM) compartieron velada y cena de verano en la sala Acapulco del Casino. /  E. C./
Las empresarias asturianas que pertenecen a la Asociación Empresa Mujer (ASEM) compartieron velada y cena de verano en la sala Acapulco del Casino. / E. C.

Agrupadas bajo las siglas ASEM (Asociación Empresa Mujer) militan varios centenares de féminas que encuentran en el contacto personal una vía para desarrollar sus proyectos empresariales. Y como compartir mesa es una de las mejores maneras para llevar a cabo esa comunicación viene siendo tradicional, en este colectivo, la convocatoria mensual para participar en coloquios y cenas.

En Gijón, en concreto en la sala Acapulco -transformada en coqueto comedor para la ocasión- acaba de tener lugar la cita de verano. María José Ramos, consejera de Presidencia, Justicia e Igualdad, asistió a ella como invitada junto a María Fernández Campomanes, directora del Instituto de la Mujer, y su antecesora en el cargo y actual edil del Ayuntamiento de Gijón, Begoña Fernández.

Para darles la bienvenida allí estaban Kike Gómez Haces, presidenta de ASEM, y las directivas Toñi Álvarez, María Luisa de Miguel, Choni Arnaldo, Maureen Lawton, María Elena Fernández, Pilar Bango y Ana Ferreiro, además de Carmen Rodríguez, socia fundadora.

Ramos aprovechó la ocasión para recordar que cada vez está más cerca la fundación de la Escuela de Emprendedoras y Empresarias. Proyecto en el que participan el Principado de Asturias, el Ministerio de Igualdad y el Ayuntamiento de Avilés que ha donado los terrenos para su ubicación. Según explicó la consejera, «es importante la participación empresarial y ahí es donde entra ASEM para aportar la experiencia de sus asociadas y poder enseñar y orientar a las que empiezan».

Proyectos nunca faltan. De ejemplo puede servir el que tiene en mente Graciela Pisonero, regatista olímpica y que asistió a la velada en compañía de Flor Guardado, directora del Puerto Deportivo. Esta deportista de elite planea, junto al también campeón Juan Merediz, participar en la regata Barcelona World Race, que da la vuelta al mundo sin escalas, con la colaboración de capital totalmente asturiano. «Queremos parcelar el barco y que cada uno pueda comprar un trocito» explicó Pisonero.

Alrededor de una mesa, en la sidrería Mater Asturias, también se reunió el personal femenino de varias notarías. La tradición comenzó hace tres años cuando, acostumbradas a hablar a menudo por teléfono, pensaron en tomarse algo para ir conociéndose. Y ahí siguen reforzando lazos las chicas de las notarías de Torres y Aznárez, Notaría del Muelle y Notarios de Langreo, entre otras.

En la misma línea se mueven las hosteleras del barrio de El Carmen, dispuestas a demostrar que entre ellas no existe rivalidad alguna sino ganas de que la zona siga siendo una de las preferidas para tomarse unos vinos. Para hablar del presente y del futuro, con la noticia de la inminente peatonalización de varias de sus calles, se fueron de cena al Dis&Tinto.