«No echo de menos el cine»

La ministra de Cultura, Ángeles González-Sinde, disfruta de unos días de vacaciones en Ribadedeva, frente al arenal de La Franca

IKER CORTÉS| COLOMBRES
La ministra de Cultura, Ángeles González-Sinde, descansa de sus quehaceres diarios en Ribadedeva. / NEL ACEBAL/
La ministra de Cultura, Ángeles González-Sinde, descansa de sus quehaceres diarios en Ribadedeva. / NEL ACEBAL

En un marco de cine. Sólo de esta forma podía disfrutar Ángeles González-Sinde de sus primeras vacaciones como ministra de Cultura. La ex presidenta de la Academia de las Artes y las Ciencias Cinematográficas de España, que tomó posesión de su cargo el día que cumplía los 44 años, ha decidido acercarse hasta Asturias para pasar unos días de reposo junto a los suyos. Nacida en Madrid, no es la primera vez que viene a Asturias a relajarse, explica desde uno de los bancos situados a la entrada del Hotel Mirador de La Franca, frente a la hermosa playa de Ribadedeva. Es más, ya conocía el lugar en el que se hospeda porque «el Ministerio de Cultura aloja aquí a quienes participan en los Encuentros de Verines» y en ellos participó en septiembre del pasado año.

Hasta el momento, su visita ha pasado inadvertida para muchos de los turistas que estos días disfrutan del sol y las olas, tal y como está haciendo ella estos días. «Mientras haga bueno seguiremos yendo a la playa -comenta la también guionista y directora- y si se tuerce el tiempo haremos excursiones». En este sentido, asegura que «en realidad estamos improvisando un poco sobre la marcha porque es lo bueno de las vacaciones, que no hay que pensar en nada».

Así las cosas, Llanes parece ser uno de los municipios con visita obligada durante este impás en la apretada agenda de una ministra. Y más desde que hace unos meses pusieran en marcha, al calor del éxito de 'El Orfanato', una serie de rutas relacionas con las películas que se han rodado en el municipio en un programa llamado 'Llanes de cine'. A este respecto, la guionista de 'Mentiras y Gordas', uno de los últimos taquillazos del cine español estrenado este mismo año, destacó de la villa que «es tan fotogénica y tan cinematográfica, que cualquier rincón y cualquier calle de la localidad es adecuada» para rodar cine. Además, «se trata de uno de los pueblos mejor preservados y donde es más fácil filmar películas de época».

Eso sí, ahora que se encuentra al frente del Ministerio de Cultura, Ángeles González Sinde asegura tener «totalmente aparcado el cine». No sucede lo mismo con las ideas para guiones o relatos: «Siguen surgiendo un poco por deformación profesional -apunta-. Cuando estás entrenado en ver historias y hacer fotografías, lo lógico es que las historias sigan surgiendo a toda costa». Por eso la pregunta se hace obligada: ¿Echa de menos esa otra parte de su vida? «De momento no. Esto es mucho más apasionante», responde segura.

Verano sin internautas

A buen seguro, la ministra de Cultura descansará no sólo de sus quehaceres diarios, sino también de las críticas que desde que asumió el cargo han caído sobre ella. Nada más llegar a su posición, se creó un grupo en Facebook exigiendo su dimisión. Por otro lado, la Asociación de Internautas la denunció ante la Oficina de Conflictos de Intereses por tener «familiares y negocios en el sector del cine». El pasado 28 de julio, la oficina desestimaba la denuncia.

Fotos

Vídeos