La Guardia Civil aumenta la vigilancia en San Andrés aunque pide «tranquilidad»

Recibió doce denuncias desde enero de 2008, cuatro de ellas de la ZALIA

O. SUÁREZ| GIJÓN

La Guardia Civil ha incrementado en los últimos días la vigilancia en la parroquia de San Andrés de los Tacones a raíz de la puesta en marcha de patrullas ciudadanas para evitar los «continuos asaltos a viviendas» denunciados por los vecinos. Las casas principalmente afectadas son las expropiadas por la Zona de Actividades Logísticas Industriales (ZALIA), aunque los residentes aseguran que «los actos delictivos se han extendido por el resto de los barrios».

La Benemérita constata la existencia de doce denuncias por hurtos en la parroquia desde enero de 2008. Cuatro de ellas fueron interpuestas por la propios responsables de la zona logística. «Se trata de denuncias por robo de verjas, radiadores, chatarra...», explicaron fuentes policiales, que por otra parte quieren lanzar un mensaje de «tranquilidad al vecindario». «No hay motivo para alarmarse», aseveran.

Las batidas populares por San Andrés de los Tacones se pusieron en marcha el pasado viernes y se desarrollan «día y noche». Los integrantes de las patrullas recorren los caminos y las zonas «más problemáticas» para «disuadir» a los posibles ladrones y dar la voz de alarma a la Guardia Civil si ven algún vehículo o persona sospechosa por el entorno.

Vertedero en Villar

Los habitantes de la parroquia no solo han denunciado públicamente «la inseguridad» que viven desde hace meses, también han criticado la proliferación de basura en un vertedero ilegal que se ha formado recientemente en el barrio de Villar. «Muchos de los que vienen a saquear las casas se llevan todo lo que encuentran y luego lo que no les sirven lo arrojan a ese vertedero», explicó Simón Junquera, vicepresidente de la asociación vecinal.

Los afectados demandan a la ZALIA que derriben las casas afectadas por la expropiación con el objetivo de evitar la proliferación de suciedad y también robos. Además, piden que se protejan los elementos históricos.