El último verano del Oasis

Instalaciones de la discoteca Oasis que serán derribadas para la construcción de un McAuto de McDonald's. /
Instalaciones de la discoteca Oasis que serán derribadas para la construcción de un McAuto de McDonald's.

La emblemática discoteca será demolida para construir en su parcela un McAuto

MARCOS MORO GIJÓN.

La discoteca Oasis ha iniciado la cuenta atrás para su demolición. La multinacional de hamburgueserías McDonald's tramita en este momento un proyecto en el Ayuntamiento de Gijón para construir en su parcela un McAuto similar al que abrió hace dos años junto a la gasolinera de Foro. La licencia de apertura de actividades clasificadas solicitada por la firma de comida rápida aún puede tardar unos meses en concederse, pero la desaparición del Oasis ya no tiene vuelta de hoja. Este será de hecho su último verano. Este mismo fin de semana se celebrará una nueva edición del Mezcladillo, el mercado de compraventa de artículos de segunda mano, complementos, moda 'vintage', decoración, coleccionismo, ropa, encuadernación, mobiliario y gastronomía. Y al siguiente, el primero del mes de agosto, la sala acogerá tres fiestas del Festival Euroyeyé.

El proyecto presentado ante las autoridades municipales únicamente respetaría parte de la zona de aparcamiento de la discoteca. El resto será derribado, ya que no hay ningún elemento catalogado en la parcela.

El propietario del Oasis, el veterano empresario Emilio Garciablanco del Val, ya da por amortizada la instalación, sobre todo tras fracasar sus intentos de los últimos años por sacarle rentabilidad como la fallida reinauguración en el verano de 2012 como discoteca 'low cost' de acceso libre sólo a mayores de 18 años. La sala de fiestas fue inaugurada en 1954 en la Ería del Piles como boite con un nombre que evoca el exotismo árabe. En 1968 fue cuando se puso en marcha la discoteca que ha llegado hasta nuestros días con su actual configuración. El local vivió sus años dorados en los años ochenta y noventa del siglo pasado cuando las discotecas de Gijón era un referente en el norte de España, los jóvenes de la ciudad salían por la tarde y las alternativas de ocio más atractivas se repartían entre Oasis, Tik y Jardín.

Especialmente memorables eran sus fiestas de la espuma durante los veranos, sus fiestas universitarias para recaudar fondos para los viajes de facultad y sus fiestas de Nochevieja en unos años en que la discoteca de la carretera Piles-Infanzón quedaba totalmente a tiro de la movida juvenil, que se concentraba por aquel entonces de tarde y de noche en los bares del barrio de La Arena.

Las instalaciones actuales de la discoteca ocupan 2.500 metros cuadrados, de los cuales el futuro McAuto sólo consumirían aproximadamente 600 metros cuadrados de edificabilidad. Una vez que se construya el restaurante de comida rápida con servicio para automóviles aún quedará superficie disponible en la finca del Oasis para otros usos complementarios. Fuentes conocedoras del proyecto explicaron que allí por espacio tendrían cabida hasta cinco chalés, si bien la opción de desarrollo residencial pierde enteros con la ubicación del McAuto.