El Grupo Covadonga aprueba la ampliación con la compra de una finca anexa

Asamblea ordinaria del pasado mes de marzo. /
Asamblea ordinaria del pasado mes de marzo.

El resultado de la votación fue de 451 a favor, dos abstenciones y ninguno en contra

ELCOMERCIO.ESgijón

El Grupo Covadonga aprobó esta tarde la ampliación de sus instalaciones mediante la compra de la finca anexa, La Torriente. El resultado de las votaciones no dejó lugar a dudas sobre la opinión de los socios. Un total de 451 votaron a favor, dos se abstuvieron y ninguno de los que acudió a la asamblea lo hizo en contra. La propuesta sometida a votación contemplaba la adquisición de parte de la finca La Torriente, 4.763 metros cuadrados, por 840.000 euros.

En principio, la nueva parcela estaría destinada a habilitar un aparcamiento, de forma que se liberase el espacio dedicado ahora a ese fin, más adecuado para la construcción de instalaciones deportivas y sociales. La decisión de la asamblea llega después de dos intentos fallidos de acuerdos con el Chas y el Centro Asturiano de La Habana para poder ampliar sus instalaciones.

La ampliación del Grupo Cultura Covadonga tiene como objetivo, según sus actuales gestores, consolidar la institución para poder llegar a los 33.000 socios evitando el colapso de las mismas. El planteamiento pasa ahora por habilitar 150 nuevas plazas de aparcamiento en la nueva finca y conservar otras 220 del actual. En el espacio liberado del terreno que se dedica ahora a los vehículos de los socios se pretende construir un nuevo local para reunión social y al menos dos canchas de tenis, una de ellas de iniciación. En paralelo, proyectan darle nuevos usos al infrautilizado pabellón de tenis construido en la etapa de Ángel Cuesta, el que está próximo a los portalines y enfrentado al "Pabellón Verde". La idea es dar cabida en ese espacio a equipos de baloncesto y voleibol que actualmente se ven obligados a entrenar fuera.

La directiva grupista evaluó pros y contras antes de someter la decisión a la asamblea y desestimó construir las nuevas instalaciones que necesita el club en La Torriente, porque la mitad de la finca que se ha aprobado adquirir es la más alejada de la actual sede y porque el uso más compatible con el jardín catalogado que hay que preservar en esa zona es el de un aparcamiento, que tendría su entrada por la calle de Jesús Revuelta Diego.

Según las estimaciones económicas realizadas por el equipo del presidente de la entidad, Enrique Tamargo, la adecuación de la finca aledaña para aparcamiento verde, al estilo del que existe en este momento en el Jardín Botánico, costaría entre 70.000 y 100.000 euros, el equivalente a una pista de pádel cubierta. En ese presupuesto estaría incluida la preparación del suelo de La Torriente, el vallado perimetral, la iluminación, las videocámaras, la megafonía y los controles de acceso.